29 de noviembre de 2013

LA MUJER SABIA



(Expectations. Alma-Tadema, 1882)


"LA MUJER SABIA EDIFICA SU CASA, PERO LA NECIA CON SUS MANOS LA DERRIBA" Proverbios 14:1.

Días antes de casarme, mi papá me dijo que meditara en este verso, pues las verdades contenidas en él me ayudarían mucho en mi matrimonio, y así ha sido.

Recientemente volví a meditar en este pasaje y a estudiarlo. Aquí te comparto algunas de mis primeras notas al respecto:

La Biblia habla de dos tipos de sabiduría: La sabiduría terrenal y la sabiduría de lo alto (Santiago 3:13-17).

La sabiduría terrenal está llena de:
  • Celos
  • Ambición Personal
  • Arrogancia
  • Da lugar a confusión y a toda cosa mala

La sabiduría de lo alto es:
  • Pura
  • Pacífica
  • Amable
  • Llena de misericordia y buenos frutos
  • Sin Hipocresía
En algún momento estudiaremos con detenimiento cada una de ellas, por lo pronto, continuemos con lo que la Biblia dice en Proverbios de las personas que poseen sabiduría de lo alto. 

La siguiente lista de características de una persona sabia la mantengo abierta para ir añadiendo las que vaya encontrando al leer la Palabra. Es mi oración que las pueda desarrollar en mi vida.

Características de una persona sabia:
  • Ama a quien le corrige - Proverbios 9:8.
  • Refrena su lengua - Proverbios 10:19.
  • Gana almas - Proverbios 11:30.
  • Anda en compañía de sabios - Proverbios 13:20.
  • Imparte conocimiento - Proverbios 15:7.
  • Es pacificadora - Proverbios 16:14.

¿Tú también anhelas llegar a ser una mujer así? 

Gracias a Dios en Su Palabra encontramos cómo crecer en sabiduría:
  • Pidiéndola a Dios - Santiago 1:5.
  • Estudiando las Escrituras - Salmo 19:7.
  • Guardando sus mandamientos - Deuteronomio 4:6.
  • Escuchando la instrucción - Proverbios 8:33; 12:1.
  • Andando con sabios - Proverbios 13:20

Que Dios nos permita seguir creciendo en Su gracia y conocimiento para Su gloria.


22 de noviembre de 2013

ELIMINAR MANCHAS EN EL COBRE


(Bodegón con almirez cántaro y caldero de cobre. 1730. Chardin)

Cuando los objetos de cobre presentan manchas negruzcas, no los debemos usar para preparar alimentos pues resultarían nocivos para la salud. Para eliminar estas manchas frótalas con vinagre y sal de grano, también funciona si lo haces con sal y limón, enjuaga bien y sécalos.

Hay manchas persistentes que pueden requerir el uso de químicos, úsalos conforme a las indicaciones y asegúrate de enjuagarlos muy bien antes de usarlos para preparar alimentos.


15 de noviembre de 2013

SOPA DE LENTEJAS ESTILO ÁRABE.

(* La comida de mediodía. John Frederick Lewis. 1875. Realismo. Óleo sobre lienzo. 115.6 cm. Colección particular.)


 4 porciones


Dale un toque del lejano oriente a tu menú semanal con esta rica receta:

Ingredientes:

·         1 ½ tazas de lentejas

·         50 g. de fideos de arroz en trozos

·         1 cebolla

·         2 l. de agua

·         Sal y pimienta al gusto

·         Aceite vegetal

Procedimiento: 

1.       Limpia y lava las lentejas.

2.       En una olla con los 2 litros de agua pon a hervir las lentejas y los fideos con un trozo de la cebolla.

3.       Cuando las lentejas estén blandas, pica el resto de la cebolla y fríela en una sartén hasta que haya dorado.  Lícuala con ¼ de taza de agua de las lentejas.

4.       Vierte en la olla de las lentejas.

5.       Sazona y cocina a fuego medio hasta que hierva.

8 de noviembre de 2013

PARA QUE LOS NIÑOS MEMORICEN VERSÍCULOS DE LA BIBLIA


(Dos niñas leyendo en el jardín. Pierre Auguste Renoir. 1890. Impresionismo. Óleo sobre lienzo 55 x 46 cm. Colección particular.)


"¿Cómo puede el joven guardar puro su camino?
Guardando tu palabra". Salmo 119:9.


Nunca será demasiado pronto para que los niños comiencen a guardar la Palabra de Dios en su memoria y en sus corazones.
Dios eligió la palabra escrita para revelar lo que quiere que sepamos de Él y de cómo vivir una vida que le agrade y glorifique, pero ésto no debe ser un impedimento para que un pequeño que aún no sabe leer la aprenda. Es fundamental que Su Palabra "more en abundancia" en nosotros, que la memoricemos. 

Apoyar al niño en la memorización de la Biblia requerirá invertir tiempo y desarrollar creatividad, requiere esfuerzo.

En ésta área, como en casi todas las demás, lo que mayor influencia tiene es lo que el niño ve que haces. Lo más importante es tu ejemplo. Si él ve que disfrutas en conocer más a Dios a través de Su Palabra, leyéndola, estudiándola y memorizándola, es casi un hecho que él querrá hacerlo también.
Estas son algunas actividades que ayudarán a que los pequeños memoricen versículos:


- Repite con ellos los versículos a memorizar varias veces al día, también cita con frecuencia los que han aprendido con anterioridad.

- Conversa sobre el significado de los versos, sus implicaciones y aplicaciones.

- Ten los versículos a la vista, de preferencia con formas y colores atractivos para ellos.

- Muévete. A los más pequeños les ayuda mucho usar gestos y ademanes acompañando las palabras del texto bíblico.

- Canta la Palabra. Hay cantos cuya letra es un pasaje de la Escritura, ¡aprovéchalos! Tú también puedes crear bellas melodías para otros pasajes.


Mientras hay personas que aún no tienen una Biblia en su lengua, nosotras la tenemos al alcance de nuestra mano, en diferentes formatos y en varias traducciones. Valoremos ese privilegio y enseñemos a los pequeños a amar y obedecer la Palabra de Dios.

1 de noviembre de 2013

A LA FRANCESA

* Lydia in a Loge Wearing a Pearl Necklace. 1879. Óleo sobre lienzo. Museo de Arte de Filadelfia. Filadelfia. USA. Mary Cassatt.


Es fácil caer en la trampa de "aprovechar" la temporada de rebajas y hacer compras impulsivas, por eso les comparto parte de un artículo que leí en una revista de consejos para cuidar la economía familiar.

<<Las consumidoras francesas, a pesar de vivir en una de las capitales de la moda, no pierden la cordura en las temporadas de rebajas. Tienen una premisa a la hora de ir de compras, y es de invertir en una prenda que les va a durar varios años, tanto por su calidad como por su estilo.

...tienen una arraigada cultura del cuidado de sus pertenencias, les encanta comprar prendas, joyas y bolsos muy finos o de alta calidad, a los que brindan mantenimiento de por vida y heredan luego a sus hijas, para quienes representa un verdadero honor recibirlos en custodia>>.

Luego nos dan 10 consejos para evitar caer en excesos:

EL DECÁLOGO DE LAS REBAJAS
<<Un criterio básico al momento de comprar es elegir prendas que lo hagan sentir muy cómodo, considerando su tipo de cuerpo, preferencias, necesidades, y tipo de actividades.

1.       Revise su armario y determine cuál es la prenda de su guardarropa básico que le hace falta.

2.       Saque sus prendas, extiéndalas y trate de hacer nuevas combinaciones, elija la ropa que aún es útil. Regale la que considere que ya no va a usar.

3.       Haga una lista de las prendas que le hacen falta para ir a buscarlas en las rebajas, en vez de ir a ver qué encuentra.

4.       No conviene comprar ropa llamativa que sólo se usará esta temporada, es mejor elegir colores neutros y que siempre se le vean bien.

5.       Mejor si escoge telas naturales (algodón, lino, lana) porque dejan que la piel respire y son más cómodas. 

6.       Considere el gasto que conlleva las prendas que requieren lavarse en seco.

7.       Cuídese de las ofertas. Lo que a primera vista parece ser una gran barata u oportunidad, en realidad puede no serlo. En una venta de rebajas es fácil dejarse llevar por el entusiasmo de encontrar una oferta y contagiarnos de la euforia de las demás personas en la tienda.

8.       No se vaya con la finta. Los letreros con palabras como barata, descuento, oferta nos dan la idea de ahorro, así que primero averigüe el precio anterior y si con la rebaja vale la pena comprarlo.

9.       La ganga no es lo que paga sino lo que se lleva. Si una prenda llama su atención considere primero si realmente la necesita, si va con su personalidad, si le favorece, pues aunque sea una muy buena oportunidad, de qué le sirve si no cumple con lo mencionado.

10.   La calidad perdura, el precio se olvida. Es mejor comprar una prenda básica, clásica y de buena calidad, en lugar de tres o más de mediana calidad. Si piensa en el número de veces que puede usar una prenda de calidad, verá que hizo una buena inversión y no se arrepentirá>>.(1)

No quiero terminar esta entrada sin comentar
lo que me parece que es uno de los pilares de
la economía familiar bien manejada por una
mujer sabia: El dominio propio.

Recuerda que el dominio propio es parte del 
fruto del Espíritu en nosotras y por eso, al 
andar en el Espíritu, en comunión con Dios 
obedeciendo lo que vamos aprendiendo en Su 
Palabra, veremos el crecimiento en esta área y 
el corazón de nuestro marido estará confiado 
en nosotras (Pr. 31:11) sabiendo que no tendrá
que pasar los próximos seis meses pagando tus
compras recientes.

(1)Información obtenida de la "Revista del consumidor" número 383, enero 2009.