14 de junio de 2013

CELULITIS... ¡DETENLA!

(* Sin título. Rafael de Penagos. 1948. Modernismo. Acuarela sobre cartón. 56.5x42 cm. Fundación Cultural Mapfre Vida.)


La celulitis es un problema de las células adiposas subcutáneas. 

En algún momento de la vida, conforme envejecemos (no debemos tener en un concepto negativo este hecho, la Biblia habla de que es honroso envejecer porque supone sabiduría adquirida Pr. 16:31, Ti. 2:3-4), conforme pasan los años muchas mujeres pueden presentar áreas con celulitis, pero, cuando es prematura o muy abundante, puede estar indicando que algo no está bien en nuestro estilo de vida y que está afectando nuestra salud, así que les comparto unos consejos de hábitos saludables que ayudarán a prevenirla o disminuir su avance.


·         Limita el consumo de sal, así como embutidos y enlatados.

·         Bebe suficiente agua (2 l.) para favorecer la función diurética.

·         Consume abundantes frutas y verduras ricas en vitamina C, ésta ayuda a la firmeza de las paredes de los vasos sanguíneos.

·         Consume proteína baja en grasa. Las proteínas ayudan a la firmeza de los músculos.

·         Consume alimentos ricos en potasio para ayudar a balancear los líquidos fuera de las células.

·         Consume fibra.

·         Consume diuréticos naturales (piña, apio, jamaica).

·         Evita el consumo de azúcares refinadas

·         Evita las grasas en exceso.

·         Haz ejercicio al menos 30 minutos al día.