26 de abril de 2013

AHORRAR EN EL SUPERMERCADO

(* Escena del mercado. 1550. Óleo sobre tabla. Alte Pinakothek. Munich, Alemania. Pieter Aertsen)


En las pláticas que he tenido recientemente con algunas amigas hay expresiones como “¡Cómo han subido los precios!”  “¡Increíble cuánto cuesta ésto!” Y otras por el estilo que dejan ver la preocupación por no gastar tanto a la hora de comprar los víveres; por eso aquí van algunos consejos para ahorrar en este rubro.


ELABORA UN MENÚ SEMANAL Esto te ayudará a no comprar de más.

ELABORA UNA LISTA DE COMPRAS De acuerdo al menú de la semana y apégate a ella.

APROVECHA OFERTAS Eso está muy bien siempre y cuando realmente necesites el producto en cuestión, de otro modo NO TE BENEFICIA.

NO VAYAS CON EL ESTÓMAGO VACÍO Serás propensa a comprar por antojo.

COMPRA ALIMENTOS DE TEMPORADA Serán más baratos que los que no lo son. Por ejemplo: los mangos estarán más baratos en verano que a principios de año y en temporada de cuaresma suele bajar de precio de la carne, en cambio el pescado se encarece.

APROVECHA LAS MARCAS DE LA TIENDA La mayoría de las veces son igual de nutritivas. Al leer los ingredientes y las tablas nutrimentales podrás evaluar los productos.

PREPÁRALOS TÚ MISMA Pues los alimentos precocinados y las porciones individuales suelen ser más costosos. Cocina tú misma el platillo; empaca en bolsitas de sándwiches las galletas o cereales y usa un vasito con tapa para enviarle la bebida a la escuela en vez de comprar la presentación individual.

No hay comentarios: