30 de noviembre de 2012

CUIDADO DE LAS MASCOTAS EN INVIERNO

(Perro echado en la nieve. Franz Marc)

Los perros y los gatos son las mascotas más comunes, brindan alegría y compañía a sus dueños; pero tener una mascota es más que un pasatiempo, implica que responsabilidad por ellas. Para facilitar su cuidado en esta época de frío intenso considera estos puntos:


* Ponle todas las vacunas que requiera y sigue los consejos del veterinario para su cuidado.


* En invierno es importante reforzar la dieta de las mascotas, de ese modo no necesitarán complementos alimenticios, si crees que necesita tomarlos, consulta primero con su veterinario.


* Tu mascota debe tener siempre agua fresca para tomar.


* Como la temperatura puede bajar considerablemente en estas fechas, es importante brindarle una adecuada protección contra las inclemencias del tiempo; para ello es importante que te asegures que su casa no tenga goteras, y que tenga una tarima o algún material aislante que evite la penetración del frío del suelo a su habitación. También es importante que su mantita se encuentre limpia y seca.


* A pesar del frío, es necesario continuar con la rutina de la mascota, no dejes de pasearlo y dedicarle el tiempo acostumbrado de esparcimiento. Si es viejito o de pelo corto, tal vez necesite una prenda abrigadora para pasear sin que el frío afecte su salud. En casos de frío extremo considera ponerle botitas.


* Si tu mascota se moja, recuerda secarla con toalla y, si es necesario, con secador. Existen productos aislantes, puedes consultar con el veterinario cuál es el adecuado para tu mascota.


* Por el frío, su piel se puede resecar provocando una excesiva caída de pelo, ayudará que lo cepilles con frecuencia para humectar su piel.


* Si notas algún cambio en el peso, respiración, ánimo o cualquier otro signo que te preocupe en tu mascota, no dudes en consultar al veterinario.

23 de noviembre de 2012

CUIDADO DEL PESO EN LAS FIESTAS

 (*Jeanne Samary, Renoir. 1878)

No subir de peso durante las fiestas decembrinas parecería una misión imposible, pero no lo es. La regla es la misma que durante todo el año: No consumir más calorías de las que quemamos.

Esta es una temporada donde abundan las invitaciones a comer fuera de casa con abundancia de platillos deliciosos, pero no es excusa para perder el control y dejarnos llevar por el placer inmediato y momentáneo, ¡Di no a los atracones! Son causantes no sólo del aumento de peso, sino de otros males para la salud como aumento de colesterol y triglicéridos, presión alta e indigestiones.

El dominio propio, la disciplina y el negarnos a nosotras mismas no es algo que sólo se deba de practicar previo al verano, si es la obra del Espíritu Santo en nosotras no es algo pasajero.

No se trata de no comer lo que te gusta, sino de comerlo con responsabilidad.

Lo bueno de la prodigalidad de comida en los eventos, es que podemos elegir la más conveniente, por ejemplo:

* En lugar de arrasar con la fuente de dulces y chocolates, puedes elegir frutos secos típicos de ésta época.

* No “piques” en las charolas de botana sin poner atención a lo que comes. Por ejemplo, no comas sólo frituras, en su lugar puedes optar por bocadillos de mariscos.

* En lugar de gaseosas, toma agua de sabor o agua mineral.

* Comienza siempre con ensaladas, así te satisfarás más rápido.

* Elige pavo, pavo y pavo. La carne de cerdo tiene más de 300 calorías por 100 gramos y el cordero más de 250. ¡100 gramos de pavo sólo aportan 102 calorías! El pescado es otra buena opción.

* Con una pequeña porción del postre te bastará para quitarte el antojo.

* Lo más saludable es usar azúcar morena o miel para endulzar.

* No cambies tu rutina, a menos que sea para activarte. Si aumentas tu consumo de calorías, debes aumentar el gasto de las mismas.

* No olvides comer lento, de este modo sentirás saciedad más rápido, ingerirás menos calorías y ayudarás a tu digestión. Te puede ayudar el dejar los cubiertos descansando en el plato cada dos o tres bocados.

* Disfruta cada bocado. Disfruta la calidad de tu comida, no la cantidad.

Como ves, esta temporada es una excelente oportunidad para ejercitar dominio propio, disciplina y negarnos a nosotras mismas pequeños placeres que fortalecerán nuestro carácter. 

Se trata de Él, no de nosotras y la satisfacción nuestro apetito y antojos.

16 de noviembre de 2012

PESCADO EN SALSA VERDE (microondas)

(* Bodegón con pescados. 1661. Óleo sobre lienzo. 79 x 102 cm. Mateo Cerezo.)


Otra rica receta para microondas.


INGREDIENTES:
  • 4 filetes de pescado
  • 1/4 kilo de tomates verdes
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 ramas de cilantro
  • chiles serranos al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 hoja de lechuga
  • 2 calabacitas rebanadas
  • Sal, pimienta y queso parmesano rayado al gusto

PREPARACIÓN:
  1.  Licua los tomates, la cebolla, el ajo, el cilantro, los chiles y la lechuga.
  2. En el refractario, calienta el aceite en ALTA por 1 minuto.
  3. Vierte la salsa verde en el refractario y cocina por 7 minutos más. Revuelve a la mitad del tiempo.
  4. Espolvorea con sal los filetes por ambos lados.
  5. En un refractario para microondas, acomoda los pescados sin que se amontonen y tápalos con plático autoadherible picándolo para que tenga ventilación. Hornea en ALTA 3 minutos.
  6. Vierte la salsa verde  y añade las calabacitas. Espolvorea el queso.
  7. Cubre otra vez y cocina en MEDIA por 4 minutos.

9 de noviembre de 2012

CARIÑO, TENEMOS QUE HABLAR...

(* Tarde de verano nórdica. Richard Bergh)


En todo matrimonio hay asuntos que no podemos dejar pasar, que se deben hablar para encontrar una solución, pues los problemas no desaparecen solos.

Cuando vemos que nuestro esposo no atiende lo que nos preocupa, tendemos a disminuir la confianza, el respeto y admiración que le profesamos; nos sentimos decepcionadas, inseguras, desanimadas y heridas, por eso a veces divulgamos el problema con quien no es parte de el ni puede aportar para su solución, es decir, vamos con el chisme, esperando que la persona a quien se lo contamos se haga nuestra cómplice y nos apoye en nuestro papel de víctimas. 

Y es hasta que no soportamos más cuando decidimos discutirlo con nuestro cónyuge, lo malo es que en ese momento nos dejamos llevar por las emociones acumuladas y, entonces, nuestro esposo reaccionará a nuestro desborde de lágrimas, gritos, manoteo o frases teatrales en lugar de enfocarse objetivamente en su responsabilidad para lidiar con el problema, escuchar lo que nos preocupa y juntos llegar a un acuerdo en cuanto a la solución… y ¡ni hablar de llevarlo en oración al Señor!

Gracias a Dios, podemos evitar caer en el dramático cuadro anterior.

Podemos ser sabias y hablar de los problemas con nuestros esposos considerando lo que nuestro Creador, quien mejor nos conoce y quien más nos ama, dice en Su Palabra.

La Biblia habla mucho sobre este tema, y si aún no sabes cómo estudiar la Biblia, hay abundante material cristiano que trata el tema, también están tus pastores y líderes espirituales para ayudarte y aconsejarte de acuerdo a la Biblia.

Por mi parte, te comparto un poco de las instrucciones que encontramos en la Biblia que nos pueden ayudar a mejorar la comunicación con nuestro esposo:


Oración. Este punto es fundamental pues de él se desprende que lleguemos a la plática con la motivación y actitud correctas.

Te sugiero que incluyas estas áreas (enfocadas en tu responsabilidad) en tu oración:

- Que puedas comprender a tu esposo.
- Que seas capaz de ver qué tanto controlas tu lengua. 
- Que Dios te ayude a poner freno a tu lengua.
- Que ambos busquen la Voluntad de Dios y no quieran hacer las cosas cada quien a su manera.
- También pídele a Dios que les ayude a ver cuáles son los obstáculos en la solución del problema y cómo vencerlos.


Seamos prontas para oír. Aprendamos a escuchar, a enfocarnos sin prejuicios en lo que la otra persona nos está tratando de comunicar. Requiere abnegación y paciencia. Santiago 1:19.


Seamos tardas para hablar. Hagamos apelaciones sabias, como las hizo Ester. No nos defendamos, justifiquemos ni tratemos de imponer nuestra voluntad abierta o veladamente: ¡NO MANIPULEMOS!


No hiramos, ni ofendamos.  Venzamos nuestro impulso de responder a la defensiva, en cambio, hagámoslo siempre con verdad, bondad y templanza. Efesios 4:29.


Pensemos antes de hablar. No hablemos por hablar, si lo que vamos a decir no va a edificar mejor callemos. Que aun nuestras preguntas sean con sentido, buscando tener un panorama completo del asunto. Pr. 10:19; 15:28.


Cuestionémonos de vez en cuando para ver en qué podemos mejorar, con preguntas como: “¿Se siente mi esposo libre para hablar conmigo? ¿Por qué? ¿Qué cambios puedo hacer para mejorar esto?”


Tal vez debamos de ir contra años de malos hábitos al comunicarnos, pero no hay que desanimarnos, recordemos que Dios nos da las instrucciones y la gracia que necesitamos para enfrentar cada situación de nuestra vida.

2 de noviembre de 2012

LOMO DE TERNERA A LA MOSTAZA

 
(*Bodegón con carne. Luis Eugenio Meléndez)

Esta es una receta muy práctica que se cocina en microondas.

2 porciones

Ingredientes:
  • 1/2 cucharada de aceite
  • 1/2 cebolla fileteada
  • 300 g. de lomo de ternera en rebanadas
  • 1/2 tz de puré de tomate
  • 1/2 cucharada de vinagre
  • 1/2 cucharada de mostaza
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:
  1. En un refractario calienta 1 minuto en potencia alta el aceite con la cebolla.
  2. Acomoda las rebanadas de lomo previamente sazonadas con pimienta y sal encima de lo anterior, cocina en alta 5 minutos, a la mitad del tiempo, voltea la carne.
  3. Mezcla en un recipiente el puré, vinagre, mostaza y azúcar. Vierte sobre la carne.
  4. Tapa el recipiente y cocina en alta durante 5 minutos, revuelve y cocina en alta 5 minutos más o hasta que la carne esté suave.
  5. Deja reposar 2 minutos y sirve.
Puedes acompañar con ensalada verde y puré de papa.

NOTA: Los tiempos de cocción pueden variar dependiendo del horno, por lo que es mejor estar al pendiente del proceso.