19 de octubre de 2012

INFORMACIÓN SOBRE EL CÁNCER DE MAMA



(Después del baño. 1888 Óleo sobre lienzo. Colección privada. Japón. Pierre Auguste Renoir.)


Hoy es el Día Mundial Contra El Cáncer De Mama. Aprovecharé la ocasión para compartir contigo información importante sobre el tema, no porque esperemos tenerlo, sino porque como mujeres debemos estar informadas al respecto para tomar acciones responsables, ya que ésta enfermedad no tiene porqué ser mortal, pues su porcentaje de curación es bastante alto cuando se detecta a tiempo.

Si tienes 40 o más años de edad debes realizarte una mastografía anual para detectar a tiempo un posible cáncer de mama. Sin embargo, si existen antecedentes familiares de éste u otro tipo de cáncer, o tienes algún otro factor de riesgo, es conveniente que te realices el estudio antes de los 40 años.


La mastografía permite detectar cánceres en etapa muy temprana de la enfermedad, en la que la curación total tiene alto porcentaje de éxito.


Explorar tus senos frente al espejo permite detectar posibles alteraciones.


Estos son algunos de los síntomas en los que debes poner atención cuando hagas tu autoexploración:

1.   Abultamientos o engrosamiento en el área de la mama o bajo el brazo: Sea masa esférica o irregular, acude de inmediato a tu doctor.

2.   Piel con apariencia de cáscara de naranja: Ésta es una forma poco común de cáncer de mama, pero más vale estar atenta.

3.   Secreción, hundimiento o erupción en pezón: Si notas alguna secreción verdosa, oscura, con sangre o de cualquiera líquido que no sea leche, acude de inmediato con tu médico. También si presentas cambios de forma, color o textura en el pezón o si éste se sume.

4.   Cambios de textura en la piel: Si la piel de tu seno se inflama, oscurece, enrojece o aumenta la temperatura, puede ser signo de una enfermedad inflamatoria, no lo dejes pasar, este tipo de cáncer (inflamatorio de mama) se diagnostica mejor mediante una biopsia de piel pues no siempre se logra visualizar mediante la mastografía.

5.   Hoyos y arrugas: Si cuando estiras los brazos o flexionas los músculos del tórax notas la formación de hoyos o arrugas el tejido mamario, pueden ser señales de que algo no anda bien.

Si no sabes cómo autoexplorarte, acude con tu ginecólogo para que te enseñe a hacerlo. Es recomendable hacer la autoexploración los primeros días después de terminar la menstruación, pues los senos estarán desinflamados y menos sensibles.

No todos los abultamientos son malignos, pueden ser solamente bolitas de grasa o quistes benignos, no obstante es importante que acudamos al ginecólogo para un buen diagnóstico.

Algunos factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama son:

·         Embarazos en edad avanzada o no haber dado nunca a luz.

·         Menstruar a edad temprana, antes 12 años.

·         Tener familiares (madre o hermana) con cáncer de mama.

·         Tratamiento con radioterapia dirigida al pecho.

·         Tomar hormonas como estrógeno y progesterona.

 
Un estilo de vida saludable, con suficiente actividad física y una óptima nutrición generan beneficios preventivos en el área de la salud, por eso es importante que realices ejercicio físico mínimo 30 minutos cinco días a la semana.

Algunas recomendaciones  fáciles de seguir son: utilizar escaleras en vez del elevador, dejar el automóvil estacionado lejos de la entrada para que tengas oportunidad de caminar, quitar el salero de la mesa, y evitar ingerir harinas blancas. Sustenta tu alimentación en frutas, verduras y carnes magras, reduce el consumo de azúcar refinado y los carbohidratos en exce­so.

Si te sientes más cómoda con un especialista de tu mismo sexo, busca una ginecóloga con la que sientas confianza, el punto es que aprendas a revisarte y que acudas periódicamente a tus exámenes de salud.