20 de abril de 2012

TRES ACCIONES PARA CUIDAR NUESTRAS FINANZAS

(* Bank. J. Botas)



Las siguientes prácticas nos pueden ayudar a cuidar y administrar mejor las bendiciones materiales que Dios nos da.

·         AHORRO

Considerando al menos tres clases de ahorro:

1)      El ahorro con un fin específico. Por ejemplo, ir de vacaciones a la playa o comprar un auto.

2)      Ahorro para emergencias. se recomienda tener ahorrado de 4 a 6 meses de sueldo para alguna eventualidad, como el desempleo. Cuando la emergencia se presente y se haga uso de este dinero, se buscará reponerlo lo antes posible.

3)      Ahorro a largo plazo. Es más bien una inversión que se planeará, de preferencia con asesoramiento de un experto, de acuerdo a cada caso en particular.



·         CUIDADO DE LAS POSESIONES

De este modo ahorramos porque evitamos pagar composturas, comprar para sustituir lo dañado, y conservamos en lo posible el valor nuestros bienes (activos).



·         REGLAS PARA GASTAR

Cada familia establecerá dichas reglas de acuerdo a su presupuesto y circunstancias, éstos son sólo un par de ejemplos:

1)      Debe haber un acuerdo en el monto disponible para gastar en las diferentes áreas del presupuesto (alimentos, ropa, entretenimiento, transporte, etc).

2)      Es importante determinar cuáles gastos NO se harán sin consultar al cónyuge. Por ejemplo, los gastos para el negocio familiar o los que sean mayores que la cantidad acordada por ambos.