24 de febrero de 2012

LO QUE DEBES SABER SOBRE VITAMINAS I


(* Vendedora con puesto de verduras. 1567. Óleo sobre tabla. Staatliche Museen. Berlín, Alemania. Pieter Aertsen.)

Las vitaminas son compuestos orgánicos complejos que no aportan calorías. Son necesarias para tener buena salud pues regulan muchas de las funciones corporales como los procesos metabólicos y antioxidantes:

En coenzimas- Las enzimas ayudan a ordenar y controlar procesos fisiológicos como la digestión de los alimentos,  la coagulación, el crecimiento, etc. Éstas tienen dos componentes: Una molécula de proteína y una coenzima, que suele contener una vitamina.

Como antioxidantes- El proceso de oxidación (que es normal y necesario) en el cuerpo produce radicales libres, que pueden causar daño celular. Las vitaminas E, C y los carotenos funcionan como antioxidantes.

Como hormona- La vitamina D puede funcionar como hormona al viajar por el torrente sanguíneo y estimular el metabolismo óseo.


A las vitaminas se les nombra con letras del alfabeto en el orden en que fueron descubiertas.

Existen 13 vitaminas que se consideran esenciales para el organismo. Estas son las que nuestro cuerpo no sintetiza en cantidades suficientes y cuya deficiencia afecta nuestra salud pues  presentamos síntomas cuando su ingesta es insuficiente, mismos que desaparecerán con el consumo de fuentes de dicha vitamina. Aunque no todas las vitaminas las obtenemos de los alimentos que ingerimos, algunas de ellas las obtenemos por la acción de bacterias en el aparato digestivo y por el efecto de los rayos de sol en la piel.

Existen 4 vitaminas liposolubles: A, D, E y K. Como su nombre lo indica, son solubles en grasa y no en agua, los alimentos en los que se encuentran suelen tener algún contenido de lípidos (por eso NO debemos eliminar completamente las grasas de nuestra dieta). Como nuestro cuerpo puede producir varias de ellas,  su ingesta excesiva puede resultar tóxica. No existe evidencia que apoye el consumo de suplementos de éstas vitaminas como medio para mejorar la salud de la persona promedio ni el desempeño en deportistas.

Las vitaminas hidrosolubles (solubles en agua) son 9: 8 del complejo B y la vitamina C. A diferencia de las vitaminas liposolubles, el cuerpo no tiene reservas significativas de este tipo de vitaminas. El exceso en la ingesta de estas vitaminas salvo algunas excepciones, se excreta por la orina. El ácido fólico en una dosis de 400mg se recomienda a las mujeres con potencial de embarazo; complementos de vitamina B12 se recomiendan a personas de edad avanzada. No se ha demostrado que suplementos con vitaminas hidrosolubles sea necesario en personas promedio.

Es importante recalcar que una dieta balanceada satisfará TODOS los requerimientos vitamínicos de la mayoría de nosotras.  Las cantidades diarias de vitaminas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo son muy pequeñas, de hecho, se miden en miligramos y microgramos. Por eso, el dinero que gastas en suplementos vitamínicos literalmente se va por el caño cuando orinas.

Las personas que pueden beneficiarse del uso de suplementos bajo supervisión médica son:

* Personas con algunas enfermedades, deficiencias en la absorción de los nutrientes o en tratamientos médicos que propicien deficiencia de vitaminas.
* Mujeres embarazadas o en lactancia.
* Personas de edad avanzada.
* Vegetarianos estrictos.
* Personas intolerantes a ciertos alimentos.

Cuando aun teniendo una buena alimentación presentas desnutrición, es necesario consultar a un especialista de la salud, NUNCA TE AUTORECETES ni siquiera un complemento vitamínico, recuerda que todo lo que ingieres pasa por tu hígado y riñones, y si tienes algún daño renal o deficiencias en la excreta de las vitaminas, éstas se acumularán en los tejidos y te afectarán como fármacos en vez de nutrientes (hipervitaminosis). Resulta especialmente tóxico el exceso de vitaminas A, D, niacina y B6. Es más saludable y económico invertir en alimentos variados y frescos.



REFERENCIAS: Puedes consultar los datos en documentos en www.nap.edu
American Dietetic Association. Counsil for responsable Nutrition. Vitamin and Mineral Safety. Washington, DC. Estudios de la Consumers Union.

No hay comentarios: