28 de diciembre de 2012

PARA CONSERVAR EL PAN

(Bodegón con cantarilla y pan. Luis Eugenio Meléndez)


En las cenas de estas fiestas, es común que sobre pan, para no desperdiciarlo ni tirarlo porque se haya endurecido y poder disfrutarlos días después sigue estos pasos:

Para conservar el pan de caja y los panqués, congélalos.

Para que queden como recién horneados colócalos en el microondas y... disfrútalos.

21 de diciembre de 2012

ROMERITOS


Un platillo que no puede faltar en la mesa de las familias mexicanas en la cena de Navidad.

6 porciones
Ingredientes:
  • 2 k de romeritos
  • 8 huevos separadas las claras de las yemas
  • 1/4 k camarón seco molido
  • 1/4 tz de pan molido
  • 300 g de pasta de mole poblano
  • 1 l de caldo de pollo
  • Aceite vegetal

Preparación

1. Limpia, lava, desinfecta y seca los romeritos.
2. Bate las claras a punto de turrón, integra las yemas batiendo.
3. Agrega el pan y el camarón de forma envolvente.
4. Añade los romeritos.
5. Calienta el aceite en una sartén, vierte porciones de la mezcla anterior del tamaño que deseas las tortas, fríelas, retíralas y si lo deseas, colócalas sobre servilletas absorbente o papel de estraza para quitar el exceso de sal.
6. Calienta el caldo con el mole a fuego medio sin dejar de mover hasta que se disuelva. Si espesa demasiado añade más caldo o agua.
7. Añade las tortitas y cocina hasta que se calienten.

14 de diciembre de 2012

EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA

(Miguel de Cervantes imaginando al Quijote. s xix, Mariano de la Roca y Delgado)


Mi amado y yo fuimos a ver el ballet “Don Quijote” lo que despertó en mí el deseo de leer el libro una vez más. Es uno de mis libros favoritos.

Es un hecho que Cervantes, su autor, tenía un conocimiento básico de la historia bíblica. Como lo menciona Juan Antonio Monroy en su libro “La Biblia en El Quijote”(1), -un libro con datos interesantes-, luego de tres lecturas minuciosas del Quijote, encontró trescientas referencias a las Sagradas Escrituras.

Por ejemplo: 

- Menciona a la Reina de Sabá y a Salomón en el capítulo 21 de la primera parte.

- A David y Betsabé, en el capítulo 27 de la primera parte.

- En el capítulo 22 de la segunda parte hayamos textos de los libros de Job, Salmos, Eclesiastés e Isaías.

- Cervantes cita a más de 300 personajes bíblicos en ésta gran obra de la literatura universal.

Quiero compartir con ustedes, amigas, uno de los pasajes con consejos dignos de atenderse así como algunos datos de su autor. 

Miguel de Cervantes Saavedra (1547 – 1616).

Nació en Alcalá de Henares. Fue el cuarto hijo de Rodrigo de Cervantes y doña Leonor de Cortinas, hidalgos pobres.

En 1597, por negocios desafortunados, fue encarcelado en Sevilla donde se presume que escribió la primera parte del Quijote. En 1605 se publica la primera parte de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha” y en 1615 la segunda parte.

Miguel de Cervantes murió el 23 de abril de 1616, curiosamente el mismo día de la muerte de Shakespeare (según el calendario Juliano, que se usaba en Inglaterra; en realidad Shakespeare murió el 3 de mayo).

La vida de Cervantes abundó en desdichas, sin embargo, en el Quijote encontramos “La expresión más feliz del carácter español, con su idealismo y su buen sentido práctico.” Ciertamente esta novela es nacional, pero sobre todo es humana y por ello universal. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha es, después de la Biblia, el libro más editado del mundo.



DE LOS CONSEJOS QUE DIO DON QUIJOTE A SANCHO PANZA ANTES DE QUE FUESE A GOBERNAR LA ÍNSULA, CON OTRAS COSAS BIEN CONSIDERADAS.

"Primeramente ¡oh hijo! Has de temer a Dios; porque en el temerle está la sabiduría…

Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores; porque viendo que no te corres, ninguno se pondrá a correrte, y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio. Innumerables son aquellos que, de baja estirpe nacidos, han subido a la suma dignidad pontificia e imperatoria; y desta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansaran.

Mira, Sancho: si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer hechos virtuosos no hay para qué tener envidia a los que los tienen príncipes y señores; por que la sangre se hereda, y la virtud se aquista, y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale.

Siendo esto así, como lo es, que si acaso viniere a verte cuando estés en tu ínsula alguno de tus parientes, no le deseches ni le afrentes; antes de has de acoger, agasajar y regalar; que con esto satisfarás al cielo, que gusta que nadie se desprecie de lo que él hizo, y corresponderás a lo que debes a la naturaleza bien concertada.

Si trujeres a tu mujer contigo (porque no es bien que los que asisten a gobiernos de mucho tiempo estén sin las propias), enséñala, doctrínala, y desbástala de su natural rudeza; porque todo lo que suele adquirir un gobernador discreto suele perder y derramar una mujer rústica y tonta.

Nunca te guíes por la ley del encaje, que suele tener mucha cabida con los ignorantes que presumen de agudos.

Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia, que las informaciones del rico.

Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos y las importunidades del pobre.

Cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley al delincuente; que no es mejor la fama del juez riguroso que la del compasivo.

Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia.

Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún tu enemigo, aparta las mientes de tu injuria y ponlas en la verdad del caso.

No te ciegue la pasión propia en la causa ajena; que los yerros que en ella hicieres, las más veces serán sin remedio; y si le tuvieren, será a costa de tu crédito, y aun de tu hacienda.

Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera despacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu razón en su llanto y tu bondad en sus suspiros.

Al que has de castigar con obras no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones.

Al culpado que cayere debajo de tu jurisdicción considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza nuestra, y en todo cuanto fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstrate piadoso y clemente; porque aunque los atributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea a nuestro ver el de la misericordia que el de la justicia.

Si estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, serán luengos tus días, tu fama será eterna, tus premios colmados, tu felicidad indecible: casarás a tus hijos como quisieres; títulos tendrán ellos y tus nietos, vivirás en paz y beneplácito de las gentes, y en los últimos pasos de la vida te alcanzará el de la muerte en vejez suave y madura, y cerrarán tus ojos las tiernas y delicadas manos de tus terceros netezuelos. Esto que hasta aquí te he dicho son documentos que han de adornar tu alma…"



(1) Monroy, Juan Antonio. La Biblia en el Quijote. CLIE. 2005.

7 de diciembre de 2012

SU PRESENCIA

(* El Rocío. Jean Brull. 1898)



"¿Adónde me iré de tu Espíritu? ¿Y adónde huiré de tu presencia?" Sal. 139:7.


Escribo esto mientras mi amado está de viaje y lo extraño como nunca. 

Quiero compartir contigo que gracias a Dios tengo un esposo compresivo que me ofreció pagar el boleto de avión para irme estos días con mis padres o para que una de mis hermanas viniera a hacerme compañía, pero sé que sería un gasto que en estos momentos es mejor evitar.

Así que me encuentro en casa, con tiempo para escribir, leer y aprovechar el tiempo en actividades que no suelen tener espacio en mi horario, y todo eso sin sentirme sola porque sé que mi amado Padre celestial está siempre conmigo.

Déjame contarte que durante nuestros primeros años de matrimonio, vivíamos en una ciudad caótica, con un tránsito terrible, por lo que mi amado se iba a trabajar desde temprano y no lo volvía a ver hasta su regreso 10 o 12 horas después. Pedirle que viniera a comer a casa no era opción, pues sólo se hubiera sentido presionado ya que factores como la distancia y la carga de trabajo lo hacían imposible. Tenía dos opciones: 1) Sentirme abandonada y solitaria o 2) Pedirle a Dios pudiera vivir de acuerdo con lo que decía Su Palabra: que Él estaba conmigo en todo momento.

Tal vez tú estás pasando por algo similar, ya sea porque tu esposo está de viaje o por que su ritmo de trabajo impida que llegue a comer a casa, o cualquier otra cosa que te haga sentirte sola, querida amiga: que la sensación de soledad, no te agobie ni te lleve a tomar acciones imprudentes. Pide a Dios que la verdad bíblica de que Él, tu Padre celestial está contigo sea una realidad en tu vida.

Tú y yo, como hijas de Dios nunca estamos solas. La presencia de Dios es una verdad que fortalece y conforta.

Y ¿sabes? la certeza de la presencia de Dios no sólo es alentadora, también es disuasiva. 

Saber de que Dios está ahí, contigo, en este instante, te impedirá caer en el ocio o hacer actividades poco edificantes. 

Recuerdo que alguien definió el temor de Dios como la conciencia de su presencia con nosotros en todo momento.

En esta mañana, es mi oración que la realidad de que Dios está con nosotras sea más que sólo un concepto de los que se aprenden en las reuniones de iglesia y que sea una verdad que vivamos día a día.

30 de noviembre de 2012

CUIDADO DE LAS MASCOTAS EN INVIERNO

(Perro echado en la nieve. Franz Marc)

Los perros y los gatos son las mascotas más comunes, brindan alegría y compañía a sus dueños; pero tener una mascota es más que un pasatiempo, implica que responsabilidad por ellas. Para facilitar su cuidado en esta época de frío intenso considera estos puntos:


* Ponle todas las vacunas que requiera y sigue los consejos del veterinario para su cuidado.


* En invierno es importante reforzar la dieta de las mascotas, de ese modo no necesitarán complementos alimenticios, si crees que necesita tomarlos, consulta primero con su veterinario.


* Tu mascota debe tener siempre agua fresca para tomar.


* Como la temperatura puede bajar considerablemente en estas fechas, es importante brindarle una adecuada protección contra las inclemencias del tiempo; para ello es importante que te asegures que su casa no tenga goteras, y que tenga una tarima o algún material aislante que evite la penetración del frío del suelo a su habitación. También es importante que su mantita se encuentre limpia y seca.


* A pesar del frío, es necesario continuar con la rutina de la mascota, no dejes de pasearlo y dedicarle el tiempo acostumbrado de esparcimiento. Si es viejito o de pelo corto, tal vez necesite una prenda abrigadora para pasear sin que el frío afecte su salud. En casos de frío extremo considera ponerle botitas.


* Si tu mascota se moja, recuerda secarla con toalla y, si es necesario, con secador. Existen productos aislantes, puedes consultar con el veterinario cuál es el adecuado para tu mascota.


* Por el frío, su piel se puede resecar provocando una excesiva caída de pelo, ayudará que lo cepilles con frecuencia para humectar su piel.


* Si notas algún cambio en el peso, respiración, ánimo o cualquier otro signo que te preocupe en tu mascota, no dudes en consultar al veterinario.

23 de noviembre de 2012

CUIDADO DEL PESO EN LAS FIESTAS

 (*Jeanne Samary, Renoir. 1878)

No subir de peso durante las fiestas decembrinas parecería una misión imposible, pero no lo es. La regla es la misma que durante todo el año: No consumir más calorías de las que quemamos.

Esta es una temporada donde abundan las invitaciones a comer fuera de casa con abundancia de platillos deliciosos, pero no es excusa para perder el control y dejarnos llevar por el placer inmediato y momentáneo, ¡Di no a los atracones! Son causantes no sólo del aumento de peso, sino de otros males para la salud como aumento de colesterol y triglicéridos, presión alta e indigestiones.

El dominio propio, la disciplina y el negarnos a nosotras mismas no es algo que sólo se deba de practicar previo al verano, si es la obra del Espíritu Santo en nosotras no es algo pasajero.

No se trata de no comer lo que te gusta, sino de comerlo con responsabilidad.

Lo bueno de la prodigalidad de comida en los eventos, es que podemos elegir la más conveniente, por ejemplo:

* En lugar de arrasar con la fuente de dulces y chocolates, puedes elegir frutos secos típicos de ésta época.

* No “piques” en las charolas de botana sin poner atención a lo que comes. Por ejemplo, no comas sólo frituras, en su lugar puedes optar por bocadillos de mariscos.

* En lugar de gaseosas, toma agua de sabor o agua mineral.

* Comienza siempre con ensaladas, así te satisfarás más rápido.

* Elige pavo, pavo y pavo. La carne de cerdo tiene más de 300 calorías por 100 gramos y el cordero más de 250. ¡100 gramos de pavo sólo aportan 102 calorías! El pescado es otra buena opción.

* Con una pequeña porción del postre te bastará para quitarte el antojo.

* Lo más saludable es usar azúcar morena o miel para endulzar.

* No cambies tu rutina, a menos que sea para activarte. Si aumentas tu consumo de calorías, debes aumentar el gasto de las mismas.

* No olvides comer lento, de este modo sentirás saciedad más rápido, ingerirás menos calorías y ayudarás a tu digestión. Te puede ayudar el dejar los cubiertos descansando en el plato cada dos o tres bocados.

* Disfruta cada bocado. Disfruta la calidad de tu comida, no la cantidad.

Como ves, esta temporada es una excelente oportunidad para ejercitar dominio propio, disciplina y negarnos a nosotras mismas pequeños placeres que fortalecerán nuestro carácter. 

Se trata de Él, no de nosotras y la satisfacción nuestro apetito y antojos.

16 de noviembre de 2012

PESCADO EN SALSA VERDE (microondas)

(* Bodegón con pescados. 1661. Óleo sobre lienzo. 79 x 102 cm. Mateo Cerezo.)


Otra rica receta para microondas.


INGREDIENTES:
  • 4 filetes de pescado
  • 1/4 kilo de tomates verdes
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 ramas de cilantro
  • chiles serranos al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 hoja de lechuga
  • 2 calabacitas rebanadas
  • Sal, pimienta y queso parmesano rayado al gusto

PREPARACIÓN:
  1.  Licua los tomates, la cebolla, el ajo, el cilantro, los chiles y la lechuga.
  2. En el refractario, calienta el aceite en ALTA por 1 minuto.
  3. Vierte la salsa verde en el refractario y cocina por 7 minutos más. Revuelve a la mitad del tiempo.
  4. Espolvorea con sal los filetes por ambos lados.
  5. En un refractario para microondas, acomoda los pescados sin que se amontonen y tápalos con plático autoadherible picándolo para que tenga ventilación. Hornea en ALTA 3 minutos.
  6. Vierte la salsa verde  y añade las calabacitas. Espolvorea el queso.
  7. Cubre otra vez y cocina en MEDIA por 4 minutos.

9 de noviembre de 2012

CARIÑO, TENEMOS QUE HABLAR...

(* Tarde de verano nórdica. Richard Bergh)


En todo matrimonio hay asuntos que no podemos dejar pasar, que se deben hablar para encontrar una solución, pues los problemas no desaparecen solos.

Cuando vemos que nuestro esposo no atiende lo que nos preocupa, tendemos a disminuir la confianza, el respeto y admiración que le profesamos; nos sentimos decepcionadas, inseguras, desanimadas y heridas, por eso a veces divulgamos el problema con quien no es parte de el ni puede aportar para su solución, es decir, vamos con el chisme, esperando que la persona a quien se lo contamos se haga nuestra cómplice y nos apoye en nuestro papel de víctimas. 

Y es hasta que no soportamos más cuando decidimos discutirlo con nuestro cónyuge, lo malo es que en ese momento nos dejamos llevar por las emociones acumuladas y, entonces, nuestro esposo reaccionará a nuestro desborde de lágrimas, gritos, manoteo o frases teatrales en lugar de enfocarse objetivamente en su responsabilidad para lidiar con el problema, escuchar lo que nos preocupa y juntos llegar a un acuerdo en cuanto a la solución… y ¡ni hablar de llevarlo en oración al Señor!

Gracias a Dios, podemos evitar caer en el dramático cuadro anterior.

Podemos ser sabias y hablar de los problemas con nuestros esposos considerando lo que nuestro Creador, quien mejor nos conoce y quien más nos ama, dice en Su Palabra.

La Biblia habla mucho sobre este tema, y si aún no sabes cómo estudiar la Biblia, hay abundante material cristiano que trata el tema, también están tus pastores y líderes espirituales para ayudarte y aconsejarte de acuerdo a la Biblia.

Por mi parte, te comparto un poco de las instrucciones que encontramos en la Biblia que nos pueden ayudar a mejorar la comunicación con nuestro esposo:


Oración. Este punto es fundamental pues de él se desprende que lleguemos a la plática con la motivación y actitud correctas.

Te sugiero que incluyas estas áreas (enfocadas en tu responsabilidad) en tu oración:

- Que puedas comprender a tu esposo.
- Que seas capaz de ver qué tanto controlas tu lengua. 
- Que Dios te ayude a poner freno a tu lengua.
- Que ambos busquen la Voluntad de Dios y no quieran hacer las cosas cada quien a su manera.
- También pídele a Dios que les ayude a ver cuáles son los obstáculos en la solución del problema y cómo vencerlos.


Seamos prontas para oír. Aprendamos a escuchar, a enfocarnos sin prejuicios en lo que la otra persona nos está tratando de comunicar. Requiere abnegación y paciencia. Santiago 1:19.


Seamos tardas para hablar. Hagamos apelaciones sabias, como las hizo Ester. No nos defendamos, justifiquemos ni tratemos de imponer nuestra voluntad abierta o veladamente: ¡NO MANIPULEMOS!


No hiramos, ni ofendamos.  Venzamos nuestro impulso de responder a la defensiva, en cambio, hagámoslo siempre con verdad, bondad y templanza. Efesios 4:29.


Pensemos antes de hablar. No hablemos por hablar, si lo que vamos a decir no va a edificar mejor callemos. Que aun nuestras preguntas sean con sentido, buscando tener un panorama completo del asunto. Pr. 10:19; 15:28.


Cuestionémonos de vez en cuando para ver en qué podemos mejorar, con preguntas como: “¿Se siente mi esposo libre para hablar conmigo? ¿Por qué? ¿Qué cambios puedo hacer para mejorar esto?”


Tal vez debamos de ir contra años de malos hábitos al comunicarnos, pero no hay que desanimarnos, recordemos que Dios nos da las instrucciones y la gracia que necesitamos para enfrentar cada situación de nuestra vida.

2 de noviembre de 2012

LOMO DE TERNERA A LA MOSTAZA

 
(*Bodegón con carne. Luis Eugenio Meléndez)

Esta es una receta muy práctica que se cocina en microondas.

2 porciones

Ingredientes:
  • 1/2 cucharada de aceite
  • 1/2 cebolla fileteada
  • 300 g. de lomo de ternera en rebanadas
  • 1/2 tz de puré de tomate
  • 1/2 cucharada de vinagre
  • 1/2 cucharada de mostaza
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:
  1. En un refractario calienta 1 minuto en potencia alta el aceite con la cebolla.
  2. Acomoda las rebanadas de lomo previamente sazonadas con pimienta y sal encima de lo anterior, cocina en alta 5 minutos, a la mitad del tiempo, voltea la carne.
  3. Mezcla en un recipiente el puré, vinagre, mostaza y azúcar. Vierte sobre la carne.
  4. Tapa el recipiente y cocina en alta durante 5 minutos, revuelve y cocina en alta 5 minutos más o hasta que la carne esté suave.
  5. Deja reposar 2 minutos y sirve.
Puedes acompañar con ensalada verde y puré de papa.

NOTA: Los tiempos de cocción pueden variar dependiendo del horno, por lo que es mejor estar al pendiente del proceso.

26 de octubre de 2012

10 REGLAS BÁSICAS DE URBANIDAD

(* Calle de París. 1877, Gustave Caillebotte)

Los buenos modales son, en la mayoría de los casos, acciones que deberíamos hacer por sentido común, por ser la manera más obvia de evitar molestias a otros y a nosotros mismos; sin embargo, su importancia va más allá: Son una expresión de nuestra consideración y respeto por los demás; en muchos casos son un reflejo de buen carácter ya que nos llevan a anteponer el bienestar del prójimo al nuestro.


Por ejemplo: mostramos consideración y prudencia cuando vemos a alguien conocido caminando por la calle con evidente apuro en horas y días de trabajo y, después de pensar por un segundo “¿Será prudente hablarle ahora que lleva prisa?”, decidimos abstenernos de llamarlo pues sabemos que eso le distraerá y le quitará tiempo.

Otro ejemplo de consideración y buen juicio es cuando permitimos a las personas bajar del ascensor o del transporte urbano antes de  entrar nosotros. Todo marcha con orden y fluidez cuando obedecemos la sencilla regla de “antes de entrar, permita salir”.

Lo que quiero recalcar es que tener buenos modales no debe ser una característica que nos haga sentir superiores a otros, sino una forma de mostrar las buenas cualidades que Dios ha ido moldeando en nuestro carácter.

Dicho lo anterior, comparto 10 reglas básicas de urbanidad.

1. Toma siempre tu derecha al caminar por la calle. Seguir esta regla evita congestionamientos y el típico “baile” que se da al encontrarte de frente con otra persona que va en sentido contrario al tuyo.

2. Camina del lado de la pared. ¡Deja al hombre convertirse en caballero! No lo veas como símbolo de debilidad, sino de feminidad. Además, es especialmente ventajoso cuando después de la lluvia los autos pasan salpicando a quien va cerca de la calzada.

3. Antes de entrar, permite salir. Esto favorece el flujo y la amabilidad pues evita choques entre las personas y un estado de salvajismo donde suele ganar el paso el más rudo o el más corpulento.

4. Cede el paso. Claro que hay excepciones lógicas como al hacer fila. La regla para saber quién le cede el paso a quién es simple: Un hombre cede el paso a una mujer y, sin distinción de sexo, se le debe ceder el paso a una persona evidentemente mayor. En el caso de toparse en una escalera estrecha, el que sube cede el paso al que baja.

5. Cede el asiento. Como dama, son más las ocasiones en las que te lo cederán a ti, pero si te encuentras en un lugar ausente de caballeros, donde haya personas ancianas, embarazadas, o con alguna condición particular que les dificulte mantenerse en pie, cede tu asiento.

6. Sujeta la puerta para que otros pasen. En especial las de vaivén; primero pasa quien la va a sujetar para permitir con comodidad el paso de la persona que viene atrás. Para saber quién debe detener la puerta, sigue la misma regla que para ceder el paso.

7. Al entrar en un automóvil, el caballero debe abrir la puerta para que tomes tu lugar, y luego cerrarla; no porque tú no puedas hacer, sino porque es una manera de ser amable, no le quites la oportunidad; además eso permite que te acomodes con delicadeza cuidando que no quede doblada tu ropa o caiga algo de tu bolso.

8. Otro asunto a tratar al hablar de vehículos, es quién pasa primero en el asiento de atrás; si vas a ir junto a la puerta tomarás asiento y él, después de cerrar tu puerta, dará un rodeo para ocupar su lugar del otro lado. Pero si no se puede abrir más que una puerta, él pasará primero para que sea él quien deba deslizarse por el asiento hasta su lugar, y luego subes tú.

9. Al subir las escaleras, si hay espacio, se sube a la par de la otra persona; cuando la escalera es estrecha no hay una norma definida pues en ocasiones el que una mujer suba primero resulta incómodo ya que puede dejar expuestas las piernas. Te sugiero optar por lo más cómodo y decoroso de acuerdo a tu atuendo. Al bajar las escaleras el hombre es el que baja primero.

10. En días de lluvia es necesario usar el paraguas, pero su uso puede ser algo complicado por no usar la cortesía debida.

Cuando llevemos el paraguas cerrado, su punta deberá ir siempre hacia abajo para evitar accidentes. En cambio, cuando lo llevemos abierto, la regla es la misma que en la mayoría de las ocasiones, pregúntate ¿cómo puedo facilitar el tránsito a las otras personas? Eso te llevará por sentido común a hacer lo correcto: Si te topas con personas mayores o más bajas de estatura, para evitar el choque tendrás que elevar tu paraguas; por el contrario, si es un hombre o alguien más alto que tú, baja tu paraguas para que él eleve el suyo. Antes de entrar a algún lugar, asegúrate de sacudir lo mejor posible tu paraguas. Por último, no olvides darle la oportunidad al varón de ser un caballero y salir antes que tú para que abra el paraguas y te proteja de la lluvia.

19 de octubre de 2012

INFORMACIÓN SOBRE EL CÁNCER DE MAMA



(Después del baño. 1888 Óleo sobre lienzo. Colección privada. Japón. Pierre Auguste Renoir.)


Hoy es el Día Mundial Contra El Cáncer De Mama. Aprovecharé la ocasión para compartir contigo información importante sobre el tema, no porque esperemos tenerlo, sino porque como mujeres debemos estar informadas al respecto para tomar acciones responsables, ya que ésta enfermedad no tiene porqué ser mortal, pues su porcentaje de curación es bastante alto cuando se detecta a tiempo.

Si tienes 40 o más años de edad debes realizarte una mastografía anual para detectar a tiempo un posible cáncer de mama. Sin embargo, si existen antecedentes familiares de éste u otro tipo de cáncer, o tienes algún otro factor de riesgo, es conveniente que te realices el estudio antes de los 40 años.


La mastografía permite detectar cánceres en etapa muy temprana de la enfermedad, en la que la curación total tiene alto porcentaje de éxito.


Explorar tus senos frente al espejo permite detectar posibles alteraciones.


Estos son algunos de los síntomas en los que debes poner atención cuando hagas tu autoexploración:

1.   Abultamientos o engrosamiento en el área de la mama o bajo el brazo: Sea masa esférica o irregular, acude de inmediato a tu doctor.

2.   Piel con apariencia de cáscara de naranja: Ésta es una forma poco común de cáncer de mama, pero más vale estar atenta.

3.   Secreción, hundimiento o erupción en pezón: Si notas alguna secreción verdosa, oscura, con sangre o de cualquiera líquido que no sea leche, acude de inmediato con tu médico. También si presentas cambios de forma, color o textura en el pezón o si éste se sume.

4.   Cambios de textura en la piel: Si la piel de tu seno se inflama, oscurece, enrojece o aumenta la temperatura, puede ser signo de una enfermedad inflamatoria, no lo dejes pasar, este tipo de cáncer (inflamatorio de mama) se diagnostica mejor mediante una biopsia de piel pues no siempre se logra visualizar mediante la mastografía.

5.   Hoyos y arrugas: Si cuando estiras los brazos o flexionas los músculos del tórax notas la formación de hoyos o arrugas el tejido mamario, pueden ser señales de que algo no anda bien.

Si no sabes cómo autoexplorarte, acude con tu ginecólogo para que te enseñe a hacerlo. Es recomendable hacer la autoexploración los primeros días después de terminar la menstruación, pues los senos estarán desinflamados y menos sensibles.

No todos los abultamientos son malignos, pueden ser solamente bolitas de grasa o quistes benignos, no obstante es importante que acudamos al ginecólogo para un buen diagnóstico.

Algunos factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama son:

·         Embarazos en edad avanzada o no haber dado nunca a luz.

·         Menstruar a edad temprana, antes 12 años.

·         Tener familiares (madre o hermana) con cáncer de mama.

·         Tratamiento con radioterapia dirigida al pecho.

·         Tomar hormonas como estrógeno y progesterona.

 
Un estilo de vida saludable, con suficiente actividad física y una óptima nutrición generan beneficios preventivos en el área de la salud, por eso es importante que realices ejercicio físico mínimo 30 minutos cinco días a la semana.

Algunas recomendaciones  fáciles de seguir son: utilizar escaleras en vez del elevador, dejar el automóvil estacionado lejos de la entrada para que tengas oportunidad de caminar, quitar el salero de la mesa, y evitar ingerir harinas blancas. Sustenta tu alimentación en frutas, verduras y carnes magras, reduce el consumo de azúcar refinado y los carbohidratos en exce­so.

Si te sientes más cómoda con un especialista de tu mismo sexo, busca una ginecóloga con la que sientas confianza, el punto es que aprendas a revisarte y que acudas periódicamente a tus exámenes de salud.


12 de octubre de 2012

FRAGANCIAS MACERADAS

(* Muchacha vertiendo perfume, Arte romano anónimo)

Me gusta crear mis propias fragancias - mi favorita es la lavanda- para perfumar algunos de mis cajones y para darle un agradable aroma a sábanas y fundas de almohadas.

Para elaborar una fragancia, las porciones suelen ser un tanto de las flores o especias por cuatro de glicerina. Hay quien usa aceite pero yo no lo recomiendo. Mientras más tiempo dure el ingrediente en la glicerina, más fuerte será el aroma.

Con excepción del calvo que debe mantenerse en un lugar seco, las fragancias penetran mejor con el calor, por ello es bueno dejar que les dé un poco de sol. Al romero se le debe frotar antes de usarlo para que libere su aroma.

Al elaborar una esencia de flores se deben usar sólo los pétalos, mientras que a las especias es mejor usarlas en su estado natural, no en polvo ni concentrado.

Recuerda agitar bien la botella antes de usarla.

Aromas para la maceración:

Hierbas y hojas: Romero, hierbabuena, eucalipto, pino, naranjo.

Especias: Canela, clavo, nuez moscada.

Flores: Claveles, flores de naranjo, rosas (las amarillas conservan su aroma mejor que las rojas), gardenias, lavanda, violetas.

Hay diferentes métodos para la maceración. Uno de ellos y creo que el más sencillo es poner la glicerina a baño maría, agregar las flores y dejar a fuego lento 2 horas más o menos. Deja reposar un día y repite el procedimiento hasta que se haya impregnado el aroma.

5 de octubre de 2012

PREGUNTAS MANIPULADORAS

(Malhumor. 1871, Edgar Degas)

A veces nuestras malas actitudes nos llevan a hacer preguntas manipuladoras, con la intención de hacer sentir culpable a nuestro esposo y, para rematar, las hacemos en tono de reclamo.

Cuando alguna actitud de nuestro esposo nos moleste no abramos la boca precipitadamente.

Recuerda: NO ERES EL ESPÍRITU SANTO PERSONAL DE TU ESPOSO.

Si hay algo que en verdad creamos que debe de cambiar en él, doblemos nuestras rodillas y recurramos al único capaz de producir un cambio positivo y permanente en el carácter de nuestro amado: DIOS. Él nos puede mostrar cuál es nuestro papel en la obra que Él está haciendo en la vida de nuestro amado y cómo ser de edificación para él.

Dios no puede ser burlado, lo que sembremos en la carne, también lo segaremos así, por eso, si nos dejamos llevar por la carne y hacemos preguntas para hacer sentir mal a nuestro esposo, no nos extrañemos que los resultado de esas artimañas sean negativos.

Para darnos una idea de la clase de preguntas manipuladoras que debemos evitar y de sus posibles consecuencias te comparto estos ejemplos:


1. "¿No te sientes culpable por gastar tanto dinero en eso?"

Al hacerlo, estás poniendo en duda la capacidad de tu esposo para decidir sabiamente. Es mejor plantearle opciones a inculcarle culpa.

2. "¿Cómo puedes pensar que es la voluntad de Dios que trabajes en ese lugar en el que no puedes venir a comer todos los días a casa?"

Frecuente reclamo de la mujer recién casada. Evítalo porque cuestiona la relación de tu esposo con Dios y no valora su esfuerzo para proveer. No es malo añorar su compañía pero debes aprender a depender de Dios y entonces orar para que, en Su tiempo, Él provea un trabajo que le dé a tu esposo la oportunidad de pasar suficiente tiempo contigo. Cuando plantees tu sentir, procura hacerlo de manera que él se sienta más amado que cuestionado.

3. "¿No te sientes mal con Dios por estar haciendo eso?"

La tarea de convencer de pecado no es tuya, es del Espíritu Santo. Si presionas a tu esposo de ésta manera, lo puedes llevar a un punto de frustración. Debes estar en contra del pecado, pero no en contra de tu esposo.

4. "¿Por qué no tomas tu lugar como líder espiritual de esta casa?"

El hecho de que hagas esta pregunta te debe llevar a analizar si realmente le estás dando ese lugar a tu esposo. Tal vez él se siente hipócrita por enseñar algo que él mismo no practica. Recuerda que los grandes hombre de la Biblia no siempre tomaban el liderazgo delegado por Dios por iniciativa propia. Tuvieron un proceso de parte de Dios. Ora para que sea Dios y no tú quien obre en la vida de tu esposo para que llegue a ser el hombre que Él quiere que sea. Sólo de este modo el cambio será genuino y permanente.

5. "¿Por qué no pasas más tiempo con los niños?"

Y cuando lo hacía ¿No interferías? ¿No hacías comentarios como ¡Ay su papá! Qué no sabe que no deben de comer esto, de hacer aquello o de jugar así? Tal vez tus hijos ya ven a su padre con los mismos ojos inquisidores tuyos.

6. "¿Cómo quieres que tenga relaciones (sexuales) contigo cuando no hay una intimidad más espiritual?"

Adelante, acaba con su hombría ...pero luego no te quejes. Puedes alentar la unión espiritual de otra manera pero nunca alejándolo físicamente.

7. "¿Por qué no quieres ir a la iglesia? ¿Es que no quieres aprender de Dios? ¿No ves que eres un mal ejemplo para los niños?"

¿Así o más chantajista?

Si te has dado cuenta de que tú, como yo, has hecho este tipo preguntas, no te condenes, es bueno sentir pesar por el pecado cometido, pero demos gracias a Dios por mostrarnos en qué estamos fallando y acudamos a nuestro amoroso Padre celestial en arrepentimiento. 

¡Gracias a Dios por su perdón y su fidelidad al trabajar en nosotras día a día transformándonos para Su gloria!

Sigamos creciendo en la gracia y conocimiento de nuestro Señor, y seamos la ayuda idónea que nuestro esposo necesita.

28 de septiembre de 2012

PARA TI, QUERIDA MAMÁ AGOTADA

(* Maternidad. Nicanor Piñole. 1904. Óleo sobre lienzo. 164x100 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid, España.)


"Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo." 2 Corintios 12:9.

Estas son una rápidas palabras que espero sean de ánimo y consuelo para mis hermanas en Cristo que son mamás agobiadas y agotadas:

Piensas en la ropa sucia acumulada, en los platos de la cena de ayer que siguen sin lavar, en que ya van cuatro días que tus hijos se van a la cama sin que les leas el salmo del día, y que por las mañanas eres la mujer más congruente del mundo porque te ves como te sientes: ¡FATAL!

Si estuvieras en este momento sentada frente a mí, lo único que te diría es “no eres un fracaso como madre”.

La imagen de la madre perfecta que al despertar a su familia está resplandeciente, con cada cabello en su lugar, vestido sin una arruga, collar de perlas y luciendo un inmaculado delantal blanco después de haber hecho el desayuno para su familia es irreal.

En varios medios de comunicación, la imagen de una “buena madre” parece el tablero de pinterest de una aristócrata que sólo supervisa el trabajo de sus empleadas domésticas. 
Y no sólo estos medios presionan. ¿Qué tal el “cuando yo tenía tu edad, podía dormir 4 horas y despertar lista para atender a mi familia”, de tu mamá o tu suegra? Y no olvidemos a las otras madres presumiendo los últimos grandiosos logros de sus retoños. Puede ser difícil, pero no permitas que los medios, tus amigas, ni siquiera tus familiares te presionen.

Relájate.

Sí, ya sé. Tú crees que precisamente ese es el problema. Que te has relajado y por eso no te alcanza el día para hacer todo lo que deberías y tener tu hogar como casa de revista. Pero OJO, dije 'relájate', no 'procrastina'' ni tampoco 'holgazanea'.

¿Cómo relajarte?

Una buena manera sería no añadiendo cargas a tu vida para cumplir las expectativas de perfección de los demás. 

Concéntrate en obedecer y agradar a Dios. No te desgastes tratando de cumplir mandamientos y expectativas de hombres.

Otro punto importante es que no te condenes por cometer errores. Los errores no son sinónimo de fracaso, pueden ser instrumentos de aprendizaje. Por ejemplo, nos enseñan humildad al recordarnos que no somos perfectas y que dependemos de la gracia de Dios.

Que alguna vez se queme el arroz, se encoja alguna prenda por ponerla en la secadora, incluso que reprendas injustamente a un niño o contestes de manera brusca, es parte de la vida porque no somos perfectas.

Lo importante es que aprendas de esas faltas y si alguna de ellas fue un pecado, entonces arrepiéntete y pídele a Dios de su gracia para evitar volver a cometerlo.

Otra cosa que necesaria es tener amigas piadosas y edificantes, que te apoyen y animen no sólo en tu maternidad sino en tu caminar con Dios. Las compañías chismosas y quejumbrosas sólo te harán caer en las mismas actitudes que ellas.

Organízate. Te puede ayudar llevar una agenda en la que apuntes lo urgente (aquello que en verdad no puedes dejar de hacer ese día), las tareas cotidianas y un tiempo para ti. Apegarte a ese horario en la medida de lo posible hará tu día más sencillo.

Por último, no olvides buscar los bellos detalles del día a día y, si no logras hallar alguno, ¡créalo tú! Una bebida fresca o un helado de tu sabor favorito acompañado de una lectura edificante o un canto de alabanza a nuestro Señor puede ser el toque que tu día necesita.

Ahora, te doy mi mayor razón por la que aun sin conocerte puedo afirmar que tú, hija de Dios, NO ERES UN FRACASO COMO MADRE: Es la obra de Dios en ti. 

Vivir en desobediencia a Dios es lo que constituiría el verdadero fracaso en la vida de un hijo de Dios, y esto no pasará porque tenemos la certeza de que Él no dejará que Sus hijos se mantengan en pecado, ¿recuerdas la enseñanza de la escuela dominical sobre la perseverancia de los santos?

Así que ya deja de distraerte, escuchar y creer lo que el mundo dice y dedícate a conocer, amar y obedecer a Dios, quien ha comenzado la buena obra en ti y la perfeccionará hasta que estés en Su presencia ¡Que reconfortante promesa!

Dios sabe que en Él, por Su gracia y para Su gloria, tú puedes llevar a cabo la hermosa tarea de la maternidad.