30 de diciembre de 2011

¡PLANES EN PAREJA!

(*La conversación.Matisse, 1909)

Las fechas que marcan el comienzo de una nueva etapa siempre son una buena oportunidad para establecer metas y, como hijas de Dios, busquemos que éstas estén en función de Su voluntad para nuestra vida; para alcanzarlas, desarrollemos planes que determinarán muchas de nuestras actividades y uso del tiempo.


Hoy te propongo hacer lo mismo pero en pareja.

Recordemos que ya no somos dos, sino una sola carne, así que ¿por qué no tener metas en común?

Si tenemos la bendición de que nuestro esposo comparta nuestra fe, entonces podemos continuar con el propósito de la mutua santificación y, con base en eso, planear.

Si tu esposo aún no es salvo, entonces procura que cualquiera que sea la meta que se pongan, sirva para ese fin. No quiero decir que tiene que ser una meta como que vayan juntos a la iglesia aunque él no quiera; No. Que la meta te permita expresarle el amor de Dios, y ser de ejemplo.

Sea cual fuere tu situación, las metas y los planes deben acercar a ti y a tu amado más al Señor. Que sean edificantes.

Un ejemplo de establecimiento de metas puede ser:

a) “Necesitamos mejorar nuestra comunicación, y profundizar nuestra relación pues con la llegada de los niños hemos concentrado nuestra atención en ellos”.
Pueden planear una salida semanal para conversar. Ojo ¡no se vayan a meter al cine por 2 horas… o a otro lugar donde no puedan comunicarse! Eso vendrá después.

b) “En realidad todo funciona bien entre nosotros pero no tenemos idea de la vida espiritual del otro”.
Oren juntos, tal vez no todos los días (sean objetivos al planear para no claudicar), pero con la frecuencia que lo decidan, sean constantes.

c) "No queremos seguir contradiciéndonos ni restándonos autoridad ante los niños".
Propónganse leer material al respecto, pedir consejo y trabajar en las reglas inamovibles y las negociables de la casa, por ejemplo.

También planeen algún proyecto que ambos disfruten como salir a caminar por las tardes o tomar clases de pintura.

Las metas y los planes son importantes, ¡compártelos con el amor de tu vida!

No hay comentarios: