6 de mayo de 2011

UN SER MUY ESPECIAL

(* Mother Berthe holding her baby. 1900. Mary Cassatt.)


Hace poco leí este tierno diálogo imaginario entre un niño por nacer y Dios:



- Dios, me vas a enviar a la Tierra mañana, pero ¿Cómo viviré allá siendo tan pequeño y débil?

- He escogido a un ser muy especial que te espera.

- Aquí soy muy feliz. Me encanta oír el coro de los ángeles y cantar con ellos.

- Quien he escogido te cantará y sonreirá todos los días, y tú te sentirás muy feliz con sus canciones y sus sonrisas.

- Y ¿Cómo entenderé cuando me hable? No conozco el extraño idioma de los hombres.

- Te hablará y te enseñará las palabras más dulces y tiernas que escuchan los hombres.

- Y cuando yo quiera hablar contigo ¿podrá ayudarme a hacerlo?
¡Claro! juntará tus pequeñas manos y te enseñará a orar.

- He oído que en la tierra hay hombres malos ¿Podrá defenderme?

- Lo hará aunque le cueste la vida.

- Pero estaré triste porque ya no te veré, sin ti me sentiré muy solo.

- Este ser especial te hablará de Mí y te enseñará el camino para volver a mi presencia.

- Señor, dime su nombre
- Y Dios le contestó: Se llama MAMÁ.




¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

No hay comentarios: