10 de diciembre de 2010

CURSO RÁPIDO DE MAQUILLAJE: LABIOS

(Tipos de labios)

Ahora, el toque final de nuestro maquillaje: unos hermosos labios.
El delineador de labios no sólo permite definir y resaltar la forma de los labios, también ayuda para que el lápiz labial no se corra.

1. Dibuja una “V” en el centro del labio superior.

2. Aplica el delineador en una línea delgada hacia la comisura de los labios, lo puedes hacer con pequeños trazos.

3. Delinea el centro del labio inferior, dibuja una línea delgada iniciando en las comisuras.

Recuerda coordinar el color de tu delineador con el de tu lápiz labial.

Un buen lápiz labial (bilé o lipstick) mantiene tus labios humectados y su color perdurará durante varias horas.

1. Aplícalo partiendo del centro del labio superior.

2. En el labio inferior aplícalo desde la comisura hacia el centro.

Te puedes ayudar de un pincel para labios.


Para equilibrar la forma de la boca primero cubre los labios con maquillaje, luego dependiendo de su forma sigue los siguientes pasos:


BOCA DELGADA

Delinea fuera del borde, SIN llegar a las comisuras.


BOCA IRREGULAR (un labio más grueso que el otro)

Delinea el labio más delgado fuera de su borde; delinea el labio más grueso dentro del borde.


BOCA GRUESA

Delinea ambos labios dentro del borde sin llegar a las comisuras.


BOCA CAÍDA

Delinea el borde del labio superior levantando su forma: por dentro del borde en el centro y por fuera conforme te acercas a las comisuras) sin llegar a las comisuras. El labio inferior delinéalo fuera del borde en la parte central.


BOCA LARGA

Acentúa los labios superior e inferior en la parte central, esto se logra saliendo ligeramente de los bordes en el centro.


NOTA: Los labios gruesos dan una apariencia más juvenil, pero si lo que quieres es disimular su grosor usa tonos mates; por el contrario si tus labios son muy delgados, puedes lograr una apariencia más carnosa si usas colores nacarados o aplicas brillo.

Ahora sí, a resaltar tu belleza y no olvides que de nada sirve un maquillaje perfecto si tu mirada está apagada porque no tienes gozo; si tu boca está fruncida por la ira contenida, o tu ceño con surcos por gestos de amargura. El maquillaje no puede cambiar lo que hay en tu corazón, que es lo que a pesar de una apariencia impecable saldrá a relucir tarde o temprano; pero ¡Dios sí puede hacerlo!

"Engañosa es la gracia y vana la hermosura pero la mujer que teme al Señor, esa será alabada." Proverbios 31:30 también lee Proverbios 11:22.

"El corazón alegre hermosea el rostro". Proverbios 15:13.

3 comentarios:

curso esteticista dijo...

Interesante curso. Teniendo en cuenta la importancia de la imagen hoy en día, considero que capacitarse en el área de la estética puede ofrecer grandes posibilidades en el ámbito laboral.

Alde dijo...

Hola amiga! Quisiera suscribirme a tu blog pero no veo la opción para hacerlo. Agradeceré me digas si es posible. Gracias y felicidades por ser una mujer de excelencia!!!

Dulce Peralta dijo...

¡Hola, Alde!
Perdón por contestar hasta hoy.
Ya habilité la opción para ser seguidor del blog.
Gracias por tu amable comentario.
=0)