31 de diciembre de 2010

NO MÁS COMPRAS IMPULSIVAS

(City lights.Yamagata, 1981)

"En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias. Proverbios." 31:11


Esta es una temporada de regalos, ingreso extra y grandes descuentos que nos invitan a hacer compras imprudentes, y eso puede afectar nuestro matrimonio si resulta en una pérdida de confianza de nuestro esposo en nuestra capacidad para tomar buenas decisiones a la hora de administrar el dinero, claro que también él puede ser quien gaste de manera imprudente, pero me enfocaré en nosotras las mujeres.

Parte de nuestra responsabilidad como buenas administradoras del hogar es hacer compras sabias ¡todo un reto en un centro comercial lleno de rebajas y meses sin intereses! Pero podemos hacerlo con ayuda de nuestro Señor.

Piensa muy bien antes de comprar si es un gasto dentro del presupuesto y si realmente el artículo que compres vale la pena. Por ejemplo: Hay quien puede cambiar su guardarropa cada temporada, pero si no es tu caso y piensas gastar en un buen abrigo, entonces no te compres el que salió esta temporada pero que será evidente en el siguiente invierno que ya pasó de moda; prefiere uno de corte más clásico y que puedas usar durante varios inviernos, puedes darle el toque moderno con los pantalones, blusas y accesorios.

Que tu esposo pueda ir al trabajo con la tranquilidad de saber que no te estás endeudando. No desperdicies el dinero que juntos han ganado con tanto esfuerzo.

También en esto mostramos sabiduría y es un punto muy importante para edificar nuestro hogar. 

Es una bendición para un hombre tener una esposa prudente al hacer compras, es algo que la mayoría de los esposos valoran, agradecen y alaban en su mujer.

Ten en mente que ni verte al último grito de la moda, ni un aparato que te baje de peso sin esfuerzo (eso no existe), ni cualquier otra cosa material por el estilo, pueden satisfacerte de manera permanente, recuerda lo que realmente importa: lo eterno.

24 de diciembre de 2010

PARADOJA NAVIDEÑA

(* La adoración de los pastores. Esteban Murillo, 1655)

"Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz" Isaías 9:6.

En Navidad celebramos el nacimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Paradójicamente, nos afanamos tratando de cumplir con normas y tradiciones, a veces de manera inconsciente. Nos enfocamos en tener todo perfecto para la celebración, desde una casa debidamente decorada hasta un peinado de revista, y eso puede ser un indicador de que nuestras prioridades están equivocadas, por ejemplo:

El esposo, los hijos, los familiares y los amigos no nos importan tanto como los preparativos para la celebración: “¡Me encantaría pasar un buen tiempo contigo, mi vida, pero tengo que ir a peinarme al salón de belleza!” “Sí, sí quiero ver el dibujo que me hiciste, hijito, pero ¡no te atrevas a entrar a mi cocina!"

Me explico: creo que es lindo cuando podemos tener una casa adornada, una deliciosa cena en la mesa y lucir encantadoras, pero esto no se debe convertir en el motivo de la Navidad ni en nuestra prioridad.

Si no planeaste con tiempo los regalos, tu atuendo o la decoración, no te afanes tratando de remediarlo a última hora; haz lo posible, pero no te alteres ni olvides que lo más importante es lo que se celebra y con quién lo compartes. Tu familia seguramente apreciará más un espíritu afable y apacible en ti que una elegante cena después de regaños y pleitos.

Ésta puede ser la época de más estrés en el año o puede ser una gran oportunidad de mostrar el amor, la paz, y el gozo que Dios trae a la vida de un pecador arrepentido, como lo somos nosotras. 

Toda esta época navideña de reuniones y reencuentros es una magnífica oportunidad para que tu familia y amigos escuchen el Evangelio.

¡No perdamos de vista lo que realmente importa!

17 de diciembre de 2010

SALMÓN A LA ITALIANA

(* Bodegón con trozo de salmón, limón y tres vasijas. Luis Eugenio Meléndez)

Esta es una rica y saludable receta para comenzar en año después de las abundantes cenas de la temporada navideña.


Ingredientes:

• 4 rebanadas de salmón

• 1 cebolla finamente picada

• 1 diente de ajo machacado

• 6 jitomates bola partidos en gajos

• ½ taza de aceitunas rebanadas

• 1 cucharadita de orégano

• 2 cucharadas de aceite de oliva

• Sal y pimienta al gusto


Preparación:

1. Sazona el pescado con sal y pimienta. Fríelos en una sartén con suficiente aceite caliente.

2. En la sartén en que freíste el salmón, sofríe la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté transparente.

3. Añade los jitomates, las aceitunas y el orégano. Déjalos a fuego bajo hasta que el jitomate tenga consistencia de puré.

4. Sirve el salmón acompañado con la preparación del jitomate.

10 de diciembre de 2010

CURSO RÁPIDO DE MAQUILLAJE: LABIOS

(Tipos de labios)

"Tus labios como hilos de grana,
Y tu habla hermosa..." Cantar de los Cantares 4:3.

Ahora, el toque final de nuestro maquillaje: unos hermosos labios.
El delineador de labios no sólo permite definir y resaltar la forma de los labios, también ayuda para que el lápiz labial no se corra.

1. Dibuja una “V” en el centro del labio superior.

2. Aplica el delineador en una línea delgada hacia la comisura de los labios, lo puedes hacer con pequeños trazos.

3. Delinea el centro del labio inferior, dibuja una línea delgada iniciando en las comisuras.

Recuerda coordinar el color de tu delineador con el de tu lápiz labial.

Un buen lápiz labial (bilé o lipstick) mantiene tus labios humectados y su color perdurará durante varias horas.

1. Aplícalo partiendo del centro del labio superior.

2. En el labio inferior aplícalo desde la comisura hacia el centro.

Te puedes ayudar de un pincel para labios.


Para equilibrar la forma de la boca primero cubre los labios con maquillaje, luego dependiendo de su forma sigue los siguientes pasos:


BOCA DELGADA

Delinea fuera del borde, SIN llegar a las comisuras.


BOCA IRREGULAR (un labio más grueso que el otro)

Delinea el labio más delgado fuera de su borde; delinea el labio más grueso dentro del borde.


BOCA GRUESA

Delinea ambos labios dentro del borde sin llegar a las comisuras.


BOCA CAÍDA

Delinea el borde del labio superior levantando su forma: por dentro del borde en el centro y por fuera conforme te acercas a las comisuras) sin llegar a las comisuras. El labio inferior delinéalo fuera del borde en la parte central.


BOCA LARGA

Acentúa los labios superior e inferior en la parte central, esto se logra saliendo ligeramente de los bordes en el centro.


NOTA: Los labios gruesos dan una apariencia más juvenil, pero si lo que quieres es disimular su grosor usa tonos mates; por el contrario si tus labios son muy delgados, puedes lograr una apariencia más carnosa si usas colores nacarados o aplicas brillo.

Recuerda: De nada sirve un maquillaje perfecto si tu mirada está apagada porque no tienes gozo; si tu boca está fruncida por la ira contenida, o tu ceño con surcos por gestos de amargura. 

El maquillaje no puede cambiar lo que hay en tu corazón, que es lo que a pesar de una apariencia impecable saldrá a relucir tarde o temprano; pero ¡Dios sí puede hacerlo!

"Engañosa es la gracia y vana la hermosura pero la mujer que teme al Señor, esa será alabada." Proverbios 31:30 también lee Proverbios 11:22.

"El corazón alegre hermosea el rostro". Proverbios 15:13.

3 de diciembre de 2010

CURSO RÁPIDO DE MAQUILLAJE: OJOS


"He aquí tú eres hermosa, amiga mía;
He aquí eres bella; tus ojos son como palomas". Cantar de los Cantares 1:15.

Nada puede embellecer una mirada de odio, amargura, resentimiento, por el contrario, una mirada llena de amor y bondad es bella en sí misma, pero, si para una ocasión especial quieres darle un marco que realce su hermosura con un poco de color, aquí te dejo esta sección de nuestro curso rápido de maquillaje, en esta ocasión  aprendiendo cómo aplicarnos las sombras, el delineador y la máscara o rímel.

Técnica básica

1. Con una brochita, aplica la sombra base desde la línea de las pestañas hasta las cejas.

2. Como sombra de contorno, aplica un tono más oscuro a lo largo de la línea de las pestañas del centro hacia afuera, después hacia adentro por el pliegue superior y difumina hacia arriba.

3. Usa el delineador para trazar una delgada línea sobre las pestañas superiores de adentro hacia afuera. Haz lo mismo debajo de las pestañas inferiores pero de afuera hacia adentro.

4. Aplica la máscara en las pestañas inferiores y luego en las superiores del nacimiento de las pestañas hacia arriba. Si es necesario, puedes aplicar otra capa después de dejar secar la primera.


Técnicas 

Éstas se usan para disimular algún rasgo muy notorio.

 OJOS SEPARADOS

1. Retoca el principio de las cejas para que luzcan más juntas.
2. Usa una sombra más oscura y máscara más espesa a la mitad interior del párpado.

OJOS JUNTOS

1. Depílate la ceja separada.
2. Para que se vean más separados, acentúa a la mitad exterior del párpado móvil con una sombra oscura y máscara más espesa.
3. Usa sombra clara junto al lagrimal.


OJOS REDONDOS:

1. Sombra muy oscura en la mitad externa del párpado dando al ojo forma almendrada.
2. Usa el delineador dentro del párpado inferior (sobre la línea de las pestañas inferiores).


OJOS LÁNGUIDOS:

1. Delinea bien la ceja.
2. Usa la sombra impactante debajo del arco de las cejas.
3. Usa sombra oscura en la mitad externa del párpado móvil, difumínala hacia el final de la ceja.
4. Aplica máscara más espesa en la mitad externa.


OJOS HUNDIDOS

1. Cejas finas.
2. Aplica sombra base clara.
3. Usa sombra de contorno más oscura.


OJOS PROMINENTES

1. Cejas espesas y largas.
2. Usa sombra clara y mate que te de luz bajo la ceja.
3. Usa la sombra oscura en el párpado móvil.
4. Usa Sombra de contraste en la parte interior bajo la ceja en tono medio.
5. Aplica delineador oscuro marcado en párpado superior y dentro del párpado inferior.


OJOS PEQUEÑOS

1. Cejas finas y alejadas de los ojos.
2. Aplica la sombra base en párpado móvil clara difuminada hacia la sien.
3. Aplica la sombra de contorno más oscura alargándola hacia la sien.
4. Usa el delineador por fuera del párpado inferior desbordando discretamente la línea natural.