28 de mayo de 2010

¿POR QUÉ?

(* El ferrocarril. 1873 Manet)

Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa. Efesios 6:1-2


Dios les ha dado autoridad a los padres para enseñar e instruir a sus hijos a hacer lo bueno. A los hijos Dios les manda obedecer a sus padres en todas las áreas siempre y cuando no les manden hacer algo contra las leyes de Dios o las de los hombres.


En ocasiones, cuando se les ordena algo, los niños preguntan “¿Por qué?”. Cuando esto pasa se debe discernir si la pregunta es motivada por un genuino deseo de saber, de aprender, o por rebeldía.


La pregunta en sí misma no es mala, pero con la motivación equivocada, se convierte en un desafío a la autoridad del padre que le da la orden.


El punto en este caso no es falta de información, es falta de carácter.

Es importante recordar que la mayoría de las veces, la pregunta puede estar motivada por un sano deseo de aprender y conocer.


Los padres deben pedir sabiduría a Dios para captar la diferencia y saber manejar la situación.

No hay comentarios: