22 de enero de 2010

ESCULTISMO

(*Muchachos trepando a un árbol. Francisco de Goya y Lucientes)

¿Has oído hablar del escultismo?


Seguramente que sí, pero tal vez como los “scouts”.

Este grupo lo creó Robert Baden Powell, coronel británico hijo del reverendo H.G. Baden, en 1908 cuando, después de mucho preparar las bases de lo que más tarde sería el escultismo, decidió ponerlas en práctica llevando a algunos jovencitos a la isla de Brownsea, en lo que es conocido como el primer campamento Scout.

Su experiencia adquirida en la milicia y sobre todo su fe, lo motivaron en la formación de un movimiento para formar no sólo personas capaces de sobrevivir en la naturaleza, sino ciudadanos ejemplares, que sirvieran a su prójimo y que tuvieran valores como la amistad y sentido del deber.

Parte de su inspiración vino de El libro de las tierras vírgenes (el libro de la selva) de Rudyard Kipling, a quien conoció en 1899 en Sudáfrica. Ambos coincidían en la necesidad de “formar ciudadanos felices, activos y útiles”.

¿Qué fue lo que Baden Powell vio en el libro de la selva? Pues que sus personajes animales ejemplifican las cualidades del buen explorador por ejemplo, en Baloo, el oso, encontramos bondad y sabiduría.

Si te interesa, tómate tu tiempo para escoger bien el grupo al que entrarán tus hijos y podrás muy pronto ver los beneficios que éste tendrá no sólo en las destrezas físicas de tu hijo, también en el desarrollo de su carácter.

No hay comentarios: