25 de diciembre de 2009

EL MEJOR REGALO

(La adoración de los pastores. Gerrit Van Honthorst, 1622)

"Porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor." Lucas 2:11.

Sé que es poco probable que Jesús naciera en esta época del año, pero lo que verdaderamente importa no es la fecha exacta, sino el hecho de que nació.


Así como el nacimiento de nuestro Salvador partió la historia en dos: A.C. y D.C., la historia de vida de cada una de nosotras que hemos creído en Él, se divide de la misma manera.

Antes de que Dios nos salvara, estábamos separadas de Él por el pecado, es más, en Su Palabra dice que eramos sus enemigas (Romanos 5:10) 

Dios odia en pecado y ¿quién de nosotras no había mentido? ¿Quién no había desobedecido?

Nos resultaba imposible cumplir con los estándares de un Dios santo y justo, y es que Su Ley no tiene el propósito de salvarnos cumpliéndola perfectamente pues esa es una tarea imposible para el pecador, el propósito de la ley es, precisamente hacernos ver nuestra incapacidad de cumplirla y la necesidad que tenemos de un Salvador.

Nosotras no podíamos salvarnos a nosotras mismas pues estábamos muertas en nuestros delitos y pecados (Efesios 2:5). El bebé en ese pesebre fue la iniciativa de Dios para salvarnos.

Dios envió a Su Hijo, quien vivió una vida de perfecta santidad y en la cruz pagó por nuestros pecados (2Corintios5:21), pero no sólo murió, también resucitó y Su resurrección fue la prueba de que Dios había aceptado su sacrificio sustitutivo.

Hemos sido perdonadas con base en esa obra de Jesucristo, no por nuestros méritos ni nuestras buenas obras, Dios nos ha salvado por pura gracia mediante la fe (Efesios 2:8-9).


Todo el mérito por nuestra salvación le corresponde a Dios.

¡Gloria a Dios por una salvación tan grande!

 Gracias a Dios por el bendito don que celebramos esta Navidad.

18 de diciembre de 2009

ALIMENTACIÓN DE LOS NIÑOS EN INVIERNO

(Entre Navidad y Año Nuevo. Carl Larsson, 1896)

Para ayudar al sistema inmunológico de los niños, debemos cuidar su alimentación, dando una adecuada cantidad de frutas y verduras (ricas en vitaminas) y procurando que tengan actividad física y descanso suficientes.

Podríamos pensar que si hace frío hay que consumir más calorías para que el cuerpo regule la temperatura. Pero lo cierto es que en invierno los niños son más sedentarios, por lo que un aumento en las calorías sería perjudicial. "No se debería aumentar la cantidad de comida, lo que sí se puede es variar la forma en que se da, prefiriendo lo caliente, ya que aumenta la temperatura corporal", explica Ximena Raimann, pediatra especialista en nutrición.

Es necesario recibir todos los grupos de alimentos para tener una alimentación equilibrada con el aporte de vitaminas y minerales. En el caso de los cítricos, son buenos porque son ricos en vitamina C, aunque se discute si previenen el resfriado.

Por el frío y la oscuridad de la mañana, los niños retrasan la salida de la cama y toman un desayuno pobre. Los padres deben asegurar que éste sea completo: 1 lácteo, pan o cereal y fruta o jugo de fruta.

En invierno se tiende a cocinar menos saludable, como frituras, y postres de leche en vez de frutas. Es responsabilidad de los padres cambiar eso.

“Cuanto más sano pueda mantener su cuerpo, mejor podrá luchar contra las enfermedades a las que usted puede estar expuesto,” dice Ann Twiner, agente de Extensión del área salud en Sunflower.

11 de diciembre de 2009

PARA UN PAVO PERFECTO

(*Pavo perdíz y paloma. Tomás Yepes, 1653)

Espero que estos consejos te sirvan para que tu pavo te quede delicioso esta Navidad. Funcionan para cualquier ave entera congelada.


  • Para descongelar el pavo, colócalo en un recipiente hondo y perfora la envoltura.


  • Déjalo en el refrigerador 24 hrs o hasta que ya no tenga rastros de hielo en la cavidad.


  • Asegúrate de que el pavo esté completamente descongelado antes de cocinarlo, de este modo, su cocción será uniforme y más rápida.


  • Si al hornearlo hay partes que se doran más que el resto, cúbrelas con papel aluminio.

4 de diciembre de 2009

PAVO AL AJO

(*The turkey girl. Pissarro, 1884)

Esta es una manera muy fácil de prepara un rico pavo para estas fiestas.



Ingredientes:
  • 1 pavo limpio de 6k aprox.
  • 1 tz. de aceite de oliva.
  • 2 cabezas de ajo, pelados y machacados.
  • ½ frasco de hierbas para sazonar a la italiana.
  • 2 barras de mantequilla de 90 g.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Relleno
  • 600 g de carne molida de cerdo.
  • 8-10 tiras de tocino picado.
  • ½ cebolla finamente picada.
  • 1 pimiento verde finamente picado.
  • 1 pimiento rojo finamente picado.
  • Sal y pimienta al gusto.


Preparación:

1. Mezcla los ajos con el aceite, las hierbas finas y sal. Unta la mezcla en sobre el pavo.
2. Acomoda el pavo en una charola y déjalo marinar por 24 hrs. En el refrigerador, dándole vuelta cada tres horas.
3. Derrite la mantequilla e inyéctala en el pavo. Cúbrelo con papel aluminio.
4. En el horno precalentado, hornéalo a 180º de 2 ½ a 3 hrs.
Relleno
1. Fríe el tocino y cuando comience a dorar, añade la cebolla y cocina hasta que esté transparente. Agrega los pimientos hasta que suavicen.
2. Incorpora la carne, sazona y déjala cocer bien moviendo con regularidad.
3. Cuando saques el pavo del horno para rellenar la cavidad, cuida de que la carne del relleno esté caliente.
4. Sirve.