20 de noviembre de 2009

CUIDADO DE LOS NIÑOS EN INVIERNO (también para adultos)

(Love of Winter. George Wesley Mellows, 1914)
En el invierno, es muy común que los niños se enfermen, puede que sea inevitable, pero siempre es bueno tomar precauciones para que no sea algo recurrente o que pueda complicarse.

Se les debe enseñar a los niños los hábitos de higiene necesario para procurar la buena salud propia y de su prójimo como

* Cubrirse la nariz y la boca al estornudar y no con la mano, pues entonces esta se convierte en un medio de contagio.

* Lavarse las manos continuamente con agua y jabón o en caso de no disponer de lo anterior, usar gel antibacterial. Esta medida es fundamental

* No tocarse la cara sin haberse aseado las manos previamente.

Como adultos hay también responsabilidades que nos tocan para no poner en riesgo la salud de los menores.

* No fumar cerca de los niños (yo diría sólo “No fumar”)

* Abrigar al menor pero no en exceso. Sin olvidar que al salir debemos cubrir la boca, la nariz y las orejas con un cuello alto o una bufanda.

* En caso de ser necesario secar ropa dentro de la casa, hay que tomar la precaución de hacerlo en otra habitación, nunca en el lugar donde están los niños.

* Tampoco hay que poner recipientes con agua sobre las estufas, pues el vapor que se genera humedece las paredes y la ropa de los niños, favoreciendo los cambios de temperatura que suelen terminar en resfríos y gripes.

* Procuremos evitar el estrés en la medida de lo posible pues éste merma las defensas del organismo.

* No auto medicarse. Ante cualquier síntoma siempre consulte al médico. Los medicamentos siempre deben ser indicados por un profesional. No dé remedios por su cuenta o por indicación de vecinos o amigos.

Recordemos que quienes han contraído gripe pueden infectar a otros un día antes de que comience el síntoma y hasta cinco días después de enfermarse.

1 comentario:

Hapi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.