11 de septiembre de 2009

LA CEBOLLA

(Vendedora veneciana de cebollas. John Singer Sargent)

La cebolla morada tiene un sabor mucho más suave que la blanca, pero si esta última es la que necesitas, puedes elegir una de tamaño grande con la capa externa de color marrón pues suelen tener el sabor menos fuerte.


La cebolla blanca cruda puede tener un sabor (y olor) muy fuerte que al menos a mí no me agrada mucho, para suavizar ese sabor, ¡desflémala! Es un procedimiento muy simple: Déjala en agua con sal dentro del refrigerador toda la noche, al día siguiente enjuágala con agua fría antes de usarla para que siga crujiente.


Si quieres obtener su jugo, pon la ralladura de la cebolla en una coladera y déjala escurrir.

No hay comentarios: