26 de diciembre de 2008

UN BUEN AÑO

(* Morning, 1895. Camille Pissarro)



"Tú has coronado el año con tus bienes". Salmo 65:11


En este salmo David habla de la bondad de Dios, la cual, por su gracia he podido ver en mi vida desde que tengo memoria. 

En los primeros versículos (1-5), agradece las bendiciones espirituales; en la segunda parte las bendiciones materiales.

No vemos reclamos ni quejas, y no creo que se deba a que David no haya enfrentado ninguna circunstancia adversa; pero David sabía y se enfoca en una verdad que nosotras tampoco debemos olvidar nunca: Dios es bueno.

En este año en particular he tenido varias desilusiones, no todo ha resultado como yo lo hubiera querido, pero tengo la certeza de que Dios en Su soberanía lo dispuso así para mi bien, es decir, para que yo pudiera seguir creciendo y siendo transformada a la imagen de Su Hijo, para que Él sea glorificado en mi vida.



Ahora que este año está por terminar, no nos enfoquemos en lo que a nuestros ojos no salió bien, como David en este Salmo, recordemos que Dios es bueno y vivamos confiadas y agradecidas por eso, eso nos llenará de ánimo y esperanza para el año venidero. 

Queridas amigas, les deseo de corazón



¡Feliz Año 2009!

No hay comentarios: