21 de noviembre de 2008

EL CABELLO

(* El Peinado, 1892. Edgar Degas)

Hay mujeres que se horrorizan con la idea de usar un cepillo de cerdas sintéticas, lo cierto es que para el cabello fino sí es mejor usar un cepillo de cerdas naturales y nunca debemos cepillar el cabello mojado pues las puntas se pueden romper fácilmente, si tienes prisa y no puedes esperar a que seque, usa un peine de dientes anchos.

El cepillo es un artículo muy personal pues la caspa es contagiosa.

Por último, el cabello se limpia con relativa facilidad, lo que acumula más suciedad es el cuero cabelludo, lo que hace necesario darle un masaje firme con los dedos, nunca uses las uñas pues lo dañarías. Recuerda usar agua tibia para lavar y enjuagar el cabello ya que el agua caliente expande los folículos y el agua fría los contrae.

Me compartieron dos recetas naturales y muy económicas para usar como enjuagues en diferentes tipos de cabello.


Enjuague de manzanilla (cabello rubio)

Poner a hervir 1/2 taza de manzanilla en 1/2 litro de agua. Colarlo y dejarlo enfriar.

Se usa después del champú y no debe enjuagarse.


Enjuague de romero (cabello oscuro)
Poner a hervir dos cucharadas de romero en un poco de agua. Colar y dejar enfriar.

Usarlo para enjuagar el cabello.

No hay comentarios: