3 de octubre de 2008

UNIDAD AL DESARROLLAR UNA SANA COMUNICACIÓN

(Conversación Galante. Francisco de Goya y Lucientes-1796)

"Dios quiere que la relación matrimonial sea la más estrecha de todas la relaciones interpersonales." -Wayne Mack. Gn 2:24.

Una buena comunicación no es optativa sino vital cuando hablamos de un buen matrimonio y se puede desarrollar siendo francos y honestos (Ef. 4:25), es la única manera de tener un conocimiento real de la otra persona.

El tener control es indispensable para una buena comunicación ya que si somos de carácter débil y nos airamos fácilmente, diremos cosas hirientes y destructivas que pueden dañar seriamente nuestro matrimonio.

El control también es necesario para no castigar con nuestro silencio o malas caras así como no manipular con lágrimas.

Hay un punto fundamental dentro de la comunicación para el que tener control es indispensable y es escuchar, pues implica

-Darle al que habla toda nuestra atención.

-Dejar que la otra persona hable sin interrupciones.

-Asegurarnos que comprendemos lo que el otro está expresando.

-Saber escuchar también implica aprender a ver las cosas desde la óptica de la otra persona.



Doce sugerencias prácticas para desarrollar buena comunicación


  1. Estar dispuesto a admitir que se es parte del problema.

  2. Estar dispuesto a cambiar.

  3. Evitar usar palabras con fuerte carga emocional: "No me amas", "siempre...", "nunca..." "no me importa".

  4. Hacerse responsable de sus acciones y emociones. Tú te enojaste, no te hicieron enojar.

  5. Evitar volver a discusiones pasadas.

  6. Tratar un problema a la vez.

  7. Ocuparse del presente y no del pasado a menos que les ayude a resolver el problema presente.

  8. Enfatizar lo positivo, no lo negativo.

  9. Aprender a cuidar su comunicación no verbal: gestos, ademanes, miradas.

  10. Escuchar. Comprendan y respondan al sentido detrás de lo que se está diciendo.

  11. Practicar la regla de oro de Mateo 7:12.

  12. Practicar el principio de Lucas 6:35.

Tener una buena comunicación es una meta que podemos alcanzar con ayuda del Espíritu Santo. 

Pidamos a Dios que nos ayude a hacer los cambios necesarios y a obedecer los principios que vayamos aprendiendo en Su Palabra.

Apuntes de nuestro primer curso para matrimonios basado en el libro de Wayne Mack "Fortaleciendo el matrimonio".

No hay comentarios: